Press "Enter" to skip to content

La VECCHIA GUARDIA. Paolini, Pozzato, Ballan, Tosatto, y… ¿Bennati?

Italia ganó, entre 2002 y 2008, cuatro de los siete campeonatos del Mundo disputados. También fueron bronce en el de 2004 con Paolini y plata con Cunego en el último ganado, en 2008. Los ganadores fueron Cipollini en 2002, dando a Italia otro Mundial, cosa que no conseguía desde el doblete de Bugno en el 91 y 92; y tres años consecutivos con Bettini en dos ocasiones y Ballan en la tercera: 2006, 2007 y 2008. A los españoles nos dolieron, sobre todo estos tres últimos. En el de Cipollini una jugada rara le partió la rueda a Freire dejándole fuera de juego. En 2006, la jugada mágica fue de Samu Sánchez, que apareció de la nada a tope y dejó solos en cabeza a él mismo, Valverde, Bettini y Zabel, siendo para el italiano el sprint entre los tres superfinishers. En los otros dos, Samu no pudo resolver y Joaquim fue el único capaz de entrar en el grupo final bueno, en el que los italianos hicieron lo que quisieron y ganaron con Ballan.

En casi todos estos mundiales, se han repetido unos nombres en la selección italiana, sumida entonces en un relevo generacional. Son Paolini, fijo en la italiana en todos los mundiales desde 2003, salvo en 2007. Lo mismo ha ocurrido con Pozzato, fijo desde 2003 salvo en 2007, y hasta solo 2013, pues en Ponferrada no corrió. Tosatto no ha sido tan fijo, pues participó en 2002, 2005 a 2008, 2010 y 2011. Eso sí, a diferencia de los otros dos, que se perdieron el segundo de Bettini, Tosatto ha corrido en los cuatro mundiales con triunfo para Italia. Luego está Alessandro Ballan, solo convocado por la italiana en 2006, 2007, 2008 (el de su triunfo) y 2009.

Enlace permanente de imagen incrustada

Los cuatro corredores tienen algo en común: Rapidillos, buenos rodadores, clasicómanos, un toque muy italiano, y algún punto de locura, que va de más a menos en el orden Paolini, Pozzato, Ballan, Tosatto, el más serio de los cuatro. A ellos, podría añadirse, por generación, estilo, y nación Bennati, aunque este solo haya acudido a los mundiales de 2005, 2011 y 2014, en los que además, Italia ni siquiera ha alcanzado el Top 10. Salvo Tosatto y Ballan, los otros tres militaron en Liquigas durante parte de su carrera.

Por entonces eran corredores jóvenes, pero hoy día serían una Vecchia Guardia, que aunque también físico portentoso, aportarían raudales de experiencia a cualquier equipo, aunque algunas de las prácticas que conocen por experiencia sería mejor que se las guardaran y no difundieran.

LUCA PAOLINI

Paolini es profesional desde el 2000 con el Mapei (15), tras el que también ha pasado por Quick Step, Liquigas, Acqua & Sapone, y ahora Katusha. Aunque sus mejores resultados hayan sido recientes, desde joven despuntaba, gracias a su habilidad, inteligencia en carrera y punto de velocidad, que le han permitido al menos ganar una carrera pro cada año de su carrera salvo en 2010, 2011 y 2012.

Entre sus victorias, destacan cuatro sobre el resto. Cuenta con dos etapas en GV. En la Vuelta 2006 ganó etapa en Guadalajara y en el Giro de 2013, se hizo con una etapa en Marina di Ascea. Las otras dos son la Omloop de 2013, ganándole el sprint al gigantón Vanderbergh, con el que llegó solo a meta con un minuto y pico sobre los seguidores, y sobre todo, la Gante Wevelgem, la carrera más bonita en lo que llevamos de año, resolviendo en un grupo con Thomas, Debusshere, Roelandts, Vanmarcke, Terpstra, y otra vez, Vandenbergh, una jornada infernal de agua y viento. Su bronce en el Mundial de 2004 también ocupa uno de los mejores lugares en su memoria, así como sus dos terceros puestos (uno con victoria de su compañero Bettini) en su clásica predilecta, la Sanremo o el bronce en el Tour de Flandes 2007, ganado por Ballan.

Además, su papel como gregario todoterreno siempre ha sido impresionante, en los últimos años dedicado a Kristoff y Purito.

En la actualidad, está suspendido. Por positivo con cocaína. Las relaciones de Paolini con el dopaje siempre son de un gris preocupante. Sumido en investigaciones y con positivos inusuales como éste. Queremos decir: Está siempre ahí, en la sospecha, por su estilo, por pedalear como pedalea a su edad, por su trayectoria, por sus ex compañeros y por casos como la Operazione Athena. El positivo llegó en el Tour pasado, pero fue por Cocaína, y obviamente acarreó su expulsión y suspensión. Aún no se ha aclarado en que términos ni cuándo consumió la cocaína, ni llegará a aclararse, o al menos, no llegaremos a saberlo. De momento, como ahora también su compañero Caruso (por EPO éste), está suspendido provisionalmente, a la espera de la decisión de la UCI sobre su sanción, que podría suponer, si no lo ha supuesto ya, el fin a su carrera deportiva.

PIPPO POZATTO

Pozatto también dio el salto con el Mapei, pasando después por Fassa Bortolo, Quickstep, Liquigas, Katusha, Farnese Vini y Lampre Merida. Sus principales fianzas para dar el salto fueron las cuatro medallas mundiales con que contaba: Bronce y Plata en crono y ruta en los Mundiales Junior del 98 en Valkenburg, plata en los Mundiales del 98 de Pista en Persecución por equipos, y bronce otra vez en la misma modalidad en el 99. Ello le permitió dar el salto desde Juniors, sin pasar por amateurs, llegando así a un Mapei en el que también eran jóvenes inexpertos gente como Eisel, Cancellara o Rogers, que tenían que aprender de los Museeuw, Cioni, Steels…

Desde el principio lo tuvo claro, era clasicómano, aunque solo acabara 3 de los 10 monumentos que disputó. Sin embargo, también ganó, merced a su rapidez, en otros campos, conqusitando toda una Tirreno Adriático en 2003 a Di Luca, Marzoli, Boogerd y Bettini. Todo se disparó en 2004 con aquella etapa del Tour en la que llegó picando tiempo con Flores y Mancebo, venciendo a ambos, y consiguiendo la primera de sus cuatro etapas en GVs.

A partir de ahí, Pozzato con una mezcla de superclase y saber sufrir encomiable, ha estado siempre en la pomada. No en vano, es todo un ganador de la Sanremo, en 2006 y por delante de Petacchi, Paolini, Boonen, Napolitano y Freire. O de las E3 Prijs Vlaanderen, Omloop Het Volk o HEW Clasiccs. En sus dos momumentos favoritos, Paris Roubaix y Tour de Flandes ha sido plata, tras Boonen y Cancellara, en 2009 y 2008.

Las etapas en grandes vueltas, además de la mencionada llegaron ganándole un sprint en Autun a Freire en el Tour de 2007, en una crono por equipos en la Vuelta de 2008, y en Porto Recanati en el Giro de 2010, imponiéndose en un grupo con gente como Voeckler, Garzelli, Vinokourov, Nibali…

Ganar no gana desde 2013, cuando se hizo con algunas carreras menores, año en el que también levantó los brazos en la Roma Máxima, sin saber, o sabiendo, que Biel Kadri ya había entrado por delante de su grupo haciéndose con la victoria, lo que le valió a Paolini en la siguiente edición, la de 2014 (por desgracia no se ha realizado la carrera en 2015) para gastar la correspondiente broma al entrar en meta descolgado.

Ahora le ha fichado Tinkov para su equipo, en teoría para ayudar a Sagan, aunque poco le quede por aportar a Pozatto, y pueda suponer más una distracción que ayuda para el pequeño no tan pequeño ya Peter.

Alessandro Ballan

Alessandro Ballan pasó a profesionales en 2004 con el Lampre, aún cuando en las categorías u23 y los dos años que llevaba como élite, no había tenido resultados que llamaran la atención, salvo alguna victoria en trofeos sin mucho prestigio y un tercer puesto en el campeonato nacional italiano. Sin embargo, entre contactos y estar en el sitio y el momento, consiguió su primer contrato, con Lampre.

Allí permaneció seis temporadas, pues Ballan es de esos corredores que poco cambia de equipo, ya que como profesional solo ha militado en Lampre y en BMC, equipo al que emigraba con Santambrogio desde Lampre en el año previo a que la estructura se convirtiera en World Tour, gracias a la firma aquella temporada de Ballan, Evans, Kroon, Hincapie… Por cierto, también firmaron aquel año a Kristoff, haciéndolo ascender desde el modesto Joker, para dejarlo marchar tras dos temporadas a Katusha… ¿Quién les diría…?

Durante los años en Lampre, tras una primera temporada como gregario, en la segunda ya ganó etapas en Benelux y De Panne y concluyó sexto el Tour de Flandes. Al siguiente, fue tercero y quinto en Roubaix y Flandes, y ya en 2007, consiguió uno de sus dos mejores logros deportivos: El Tour de Flandes. Lo ganó un 8 de Abril de 2007, remontando en los últimos metros el sprint de su compañero de fuga Leif Hoste, que se
marcharon Ballan en el ascenso al Muur de Grammont y Hoste tras el mismo saliendo desde el grupo perseguidor. Aquella temporada Ballan también ganó los 3 días de Panne, y la Vattenfall Cyclassics (reventando el sprint del pelotón en el último kilómetro), e hizo 4º en San Sebastián. 2008 fue su otro gran año, ganando los campeonatos del Mundo en Varese, y una etapa en la Vuelta, tras una primavera en la que fue tercero y cuarto en Roubaix y Flandes y segundo en la segunda edición de lo que hoy es la Strade Bianche, tras un Cancellara desenfrenado. 

2009, su último año en Lampre fue complicado. Enfermo, se perdió las clásicas, para recuperar ritmo entre Suiza, Nacionales y Tour , llegando a tope a un Tour de Polonia en el que conquistó etapa y general. Lampre quería mantener al corredor, pero con un contrato de 2 años, y BMC se ofrecía como una mucho mejor oportunidad para no estancar su carrera. No lo dudó Ballan y firmo con ellos. 

En BMC tuvo un primer año malísimo, en el que los malos resultados, una suspensión provisional por la investigación del caso Mantova. En 2011 pareció recuperar algo de su mejor nivel, segundo otra vez en Strade Bianche, cuarto en Sanremo y sexto en Roubaix, pero lejos de sus mejores resultados, y sin ninguna victoria. 2012, si fue mejor, con victorias en el Giro de Toscana y Eneco, sendos terceros puestos en Roubaix y Flandes, cuarto en Strade Bianche y octavo en Milan San Remo. 

Aquella temporada terminó de la peor manera posible: con una caída entrenando en Diciembre bajando el Coll de Rates que además de diversas fracturas, obligó a la extirpación de su bazo. No pudo volver a competir hasta Junio de 2013, aunque solo lo hizo durante dos meses, porque tuvo que volver a quirófano. Pensando ya en la temporada 2014, el CONI solicitó 2 años de sanción por los hechos de la investigación Mantova de sus tiempos en Lampre, sanción que llegó en Enero de 2014 para dos años, que provocó el despido por parte de BMC.

Desde entonces, Ballan no ha hablado mucho, aunque continua entrenando con su BMC y mucho material patrocinado por marcas, sin slogans de equipo alguno. En el próximo Enero concluye su sanción, y se habla de su vuelta a la competición, aunque nada clara. United Healthcare parecía estar interesado en hacerse con sus servicios, pero el MPCC impide a los equipos firmantes que fichen a exsancionados durante cierto tiempo tras la sanción, lo que parece haber dado al traste con las negociaciones. Veremos…

Matteo Tosatto

Tosatto probablemente tenga el perfil más bajo de los cinco a cuanto a mediatismo. Por su torso ha pasado el color de los maillots de MG Maglificio, Ballan, Fassa Bortolo, Quickstep y Tinkoff-Saxo, comenzando en profesionales en aquel equipo construido alrededor de Bartoli. En 1997, con el MG MAglificio ya debutó en el Tour, y en el 98 apunto estuvo de ganar su primera carrera a lo grande, haciendo segundo en un sprint con Cipollini en el Giro. Le llegó la primera victoria pro aquel año en el Giro del Medio Brenta. 

En la Fassa Bortolo trabajó para Petacchi, aunque tuvo momentos de lucidez personal, como una victoria en la Paris Niza 2000, vestir la maglia rosa del Giro 2000 durante unos días, conseguir victoria en la ronda italiana de 2001 en Montebelluna, la victoria en el GP Gippingen 2004, o el segundo que le separó de ganar la primera victoria del Giro 2005, que fue para Brett Lancaster. Aquel 2005, último en F. Bortolo, ayudó a Cipollini a conquistar el mundial. 

Pero en 2006 tocó cambiar de aires y firmar con Quickstep, donde permaneció cinco años. En su primer año con ellos, les regaló una victoria en el Tour de Francia, aunque su papel siempre fue el de gregarísimo en aquel conjunto. Quizás por ello en 2008 cuando el equipo ganó la crono inicial del Tour de Qatar, le dejarán pasar primero, ganar la etapa y vestirse de líder en una carrera que terminaría siendo para Boonen en la segunda de sus cuatro generales en la ronda catarí. Fue su última victoria, aunque también se consideran logros su ayuda a Bettini y Ballan en los tres mundiales consecutivos de Italia.

En 2011 fichaba por Tinkoff, donde sigue corriendo hoy día, convertido en uno de los hombres de confianza en las grandes para Contador, y en uno de los fijos en las clásicas, en las que hasta la llegada de Sagan, por la falta de clasicómanos, ha tenido mucha libertad. 

DANIELE BENNATI

Como Pozzato y Paolini, Bennati también iba a dar el salto con el Mapei, en 2001, con cuyo filial competía, pero en 2002 fichó con Acqua & Sapone. Llegó para lanzar a Cipollini, pero ya consiguió alguna victoria, como la del Tour de Austria. En el equipo aprendió a trabajar el sprint, rodeado de Cipo, Scirea y compañía. En 2003 el patrocinio del equipo pasó a Domina Vacanze, ganando etapas en el Tour de Polonia y Tour Mediterranee mientras seguía trabajando para Mario. Firmó con Phonak para 2004 pero le entró un virus y apenas pudo competir, por lo que en 2005 fichó por Saeco, a punto de fusionarse con Lampre, pasando finalmente a éste. Aquél si fue un buen año, con victorias en Alemania (3), Polonia (2) y Giro de la Toscana devolviendo la confianza del fichaje. Además, a punto estuvo de robarle a Zabel la Paris Tours de aquel otoño. 2006 fue similar con victorias en Polonia, el maillot de puntos en Suiza, puestos buenos en los sprints del Tour, o sus victorias en el memorial Marco Pantani, Trentino, Catalunya, Comunidad Valenciana, Giro del Piemonte…

Pero su mejor año fue sin duda 2007. Comenzó la temporada ganando etapa en el Tour del Mediterraneo, y luego despegó ganando otras tres en la Vuelta a la Comunidad Valenciana. En Niza, las clásicas y Catalunya no ganó, pero si se llevó una etapa en los 3 días de Panne, y el maillot de Puntos en Suiza. Era un camino con alfombra roja hasta el Tour, y no falló Bennati, que ganó dos etapas en la última semana de la carrera, incluyendo los disputadísimos Campos Elíseos.

Terminó corriendo la Vuelta, solo participando entre el Tour y ésta en la Vattenfall Cyclassics. Llegó a España y causo sensación cuando en Vigo ganó la primera etapa, vistiéndose de líder, quitándole al día siguiente Freire el maillot. De lo que ni Menchov, ni Samu Sánchez ni Petacchi pudieron separarle fue del maillot a puntos, que certificó cuando ganó además de la primera etapa, otras dos, incluidas la última en Madrid. Habría sido lógico llevarlo al Mundial, pero no lo hicieron. Al menos ganó su compatriota Bettini.

En 2008 pasó a las filas del Liquigas, donde durante tres temporadas siguió imponiéndose en muchas volatas en Romandia, Vuelta, Eneco, Giro del Piemonte, Sardegna, Giro di Grosseto, Giro della Toscana, Tirreno Adriático y Tour de Omán, aunque sin duda, su mejor papel fue el del Giro de 2008. Con tres etapas ganadas y buenos puestos en el resto de volatas, no tuvo rival en la clasificación de los puntos.

En 2011 salió el equipo Leopard Trek, y allí Bennati marchó para seguir ganando, ahora en Omán, Tirreno y Toscana. En 2012 siguió allí, como gregario de Cancellara en las clásicas y alguna oportunidad propia, pero no logrando victoria hasta el ocaso de la temporada, en los ciernes de la Vuelta a España.

Por ello volvió a cambiar de rumbo en 2013, cuando fichó por Tinkoff Saxo y donde, desde el principio, abandonó sus oportunidades de liderar el equipo, para convertirse en el principal escudero de Alberto Contador en las jornadas llanas, contrarreloj, con tintes clásicos o con viento en las Grandes Vueltas, haciendo un trabajazo que lo ha convertido en uno de los mejores gregarios del pelotón, siempre con el viento en el pecho, gesto impenetrable, y defendiendo a Contador. Las solo 41 carreras ganadas no hacen justo a su trayectoria.