Press "Enter" to skip to content

Descubiertos en California, Utah y Colorado

EEUU es diferente. Si ahora, todos hablamos de lo muy diferente que es el mundo del ciclismo cuando observamos una carrera como el Tour de Gabón, en África, o las carreras petrodolarianas árabes. Otras, están más europeizadas, como las asiáticas, y sudamericanas, prácticamente iguales a las europeas pero con corredores y entornos distintos. El Tour Down Under , en Australia, no cambiaría mucho si se celebrara en Britania, hemos visto copias de la París Niza como el Tour de Beijing.

Siempre claro, salvando las distancias.

Las carreras de Estados Unidos también están europeizadas. Y lo están desde los años 70-80, cuando la Coors Classic llegaba a su cénit con la participación y victoria de corredores como Lemond o Hinault, que acudían en modo competición con cierto aroma a exhibición. Algunas, desde entonces, han tenido buenísimas participaciones, han sido prestigiosas: El Gran Premio de San Francisco (Hincapie, Horner, Weggman), a principios de milenio, el Tour de Dupont (Breukink, Lemond, Alcalá, Ekimov, Lance)…Otras, más locales pero siempre con al menos un par de corredores top, la Philadelphia Cycling Classic (que llegó a tener como podio un Goss-Sagan-Kristoff), el Tour de Georgia (Lance, Danielson, Landis, Brajkovic, Horner, Siutsou)… En la actualidad, dos de las que permanecen en este perfil más bajo son la Redlands y el Tour de Gila, (Vaughters, Vande Velde, Horner en una, Leipheimer, Mancebo, Deignan en otra).

Pero entre las actuales (una ya no lo es), destacan tres: El Amgen Tour of California, el USA Pro Challenge, y el Tour of Utah.

California es la primera y mejor de ellas, nacida en 2006 y que al año siguiente ya era 2.HC, sobre la que Leipheimer hizo y deshizo a su antojo unos años, antecedido por Landis, sucedido por Rogers, Horner, Gesink (el primer no angloparlante ganador), Van Garderen, Wiggins y Sagan, que la ha convertido en su segunda casa, con 5 maillots a los puntos, una general, y una quincena de etapas, y es que lleva yendo y ganando desde su primer año WT, 2010 con Liquigas.

Luego está el Tour of Utah, que si bien nació antes, en 2004, comenzó como carrera amateur, y, promocionada siempre por el filántropo Larry H. Miller,  no fue hasta 2009-2010, con las participaciones de corredores como Mancebo o Leipheimer, que cobró más protagonismo, aún no carrera UCI, siino perteneciente al CNRC. En 2011 entró en categoría 2.1, y desde entonces, Leipheimer, Tschopp, Danielson por partida doble o Dombrowski se han impuesto a los Henao, Brajkovic, Horner, Konig, Anacona…

Finalmente el USA Pro Cycling Challenge (que no se celebrará en 2016 por la retirada de su apoyo financiero, la familia Schaden, con muchos negocios, la mayoría en el sector alimentario)  nacido ya en esta década bajo la tutela de Armstrong, que querái recuperar la mencionada Coors Classic. Desde el primer año carrera UCI, ascendió a 2.HC en 2012. Y Leipheimer otra vez, Vande Velde, Van Garderen por partida doble y Dennis han ganado a básicamente los mismos en otros años, o Danielson, que solo fue capaz de ganar en Utah.

Nadie ha ganado las tres en un mismo año. A Van Garderen, en 2013, le faltó Utah, a Leipheimer en 2011, California, donde fue 2º tras su compañero Horner.

LOS DESCUBRIMIENTOS

Pero íbamos a hablar de descubrimientos. Allí, en unas  carreras que se caracterizan por la pintura del suelo amarilla en lugar de blanca, las mediciones en millas, autopistas que suben puertos por las Montañas Rocosas, grandes avenidas, sprints anchísimos y curvas perfectas de 90 grados, se descubren cada año unos pocos jóvenes buenos ciclistas.

Bueno descubrirse se han descubierto antes, pero dígamos que es un lugar magnífico para que fuera de la tensión europea, se dejen ver junto a las cuatro o cinca estrellas de turno, entre los mejores, sellando sus cartillas para fichar por equipos WT.

Así, por ejemplo, descubrimos …

  • En 2009, Taylor Phinney, otro del filial Trek, ganaba la Roubaix Espoirs. Al siguiente, 2010, con solo 20 años, volvía a hacerlo. Eso bastaba en su CV. No podemos decir que se mostrara, cuando le reventó el prólogo de Utah a su compañero Dowsett en 2010. O cuando le ganó el nacional contra el crono semanas después al corredor del primer equipo Leipheimer, con el mismo tiempo, por centésimas. O cuando ganó a este mismo la tercera etapa de aquel mismo Utah Tour. O cuando, en Septiembre, ganó el mundial contra el crono u23 a Durbridge, Kittel, Oliveira, Dennis… No, a Phinney no le hicieron falta las carreras americanas, pero destacó en ellas entonces, y también después, ya en BMC, con contrato WT, diplomas olímpicos en Londres (4º en ambas pruebas), y victorias WT como el prólogo del Eneco 2011 o el del Giro 2012 vistiéndose de rosa. Desde entonces, en estas carreras ha ganado cuatro etapas más, dos de ellas en crono, otras dos escapado, ambas impresionantes, una desde lejos, otra, en su vuelta tras la lesión, con un final tremendo, soltando a la gente al lanzar un sprint de 500 metros

  • En el Tour of Utah 2010, a Ian Boswell, hoy en Sky, que en su primer año como profesional (19 años) acababa tercero en Utah, a un abismo de Leipheimer, pero muy cerca de Mancebo, y muy regular. Quinto en 2012, le valió el fichaje por Argos Shimano, la llegada a Europa (también desde el filial del Trek), y el posterior fichaje por Sky.
  • Viiviani en 2011 también pasó a demostrar lo que era capaz de hacer en carretera. En 2010, fue stagiaire Liquigas e incluso consiguió varias victorias pro, como las de Turquía, o los memoriales Marco Pantani y Vandenbroucke. Tenía 22 añitos, y el año siguiente consiguió contrato ya con el equipo, ganó unas pocas carreras menores, y llegaron las carreras americanas. Primero Utah, hizo segundo en la segunda etapa. Luego Colorado. Que aquel año tuvo la montaña al principio, y lo llano al final. Que el viento dio, y recibió para volver a dar. Ganó dos etapas seguidas, perfectamente lanzado por Daniel Oss, y en la tercera y última, le dejó pasar primero. Aquellas tres jornadas fueron su verdadera presentación mediática. En Marzo, ya había sido plata mundial en Scratch en pista, y en sub23 fue campeón europeo en Madison y ´Scratch, pero California fue su verdadera presentación. 
  • A Dombrowski, lo conocimos en 2011 cuando presentó una bonita batalla con Aru por el Valle d’Aosta, pero fue en 2012 cuando se presentó entre los profesionales. También en Utah 2012, descubrimos al bueno de Dombrowski, que, compañero de Boswell en el Bontrager Livestrong, hacía 4º en la general, y mejor joven. El año anterior había regalado una magnífica pelea con Aru en el Val d’Aosta que se decidió a favor del italiano, y éste explotó en las vueltas americanas. Primero en Gila, 3º, mejor joven y a punto de ganar dos etapas. Luego en California, con los mejores,  superando a Horner, Kelderman, Machado, Leipheimer, Van Garderen y compañía en la etapa reina con final en Mount Baldy, superado solo por los colombianso Atapuma y Duarte y el holandés Robert Gesink. Luego se la devolvió a Aru ganándole el Giro de Italia para amateurs, escribiendo su nombre en los finales en alto de Monte Terminillo y Gavia. (Por allí andaba Zakarin, que fue líder muchos días y ganó en Gaiole in Chianti). Y de allí a Utah. Que no hubiera crono le permitió acabar la general cuarto, mejor joven, y luego en Colorado, fue 10º, perdiendo varios puestos, otra vez, por la contrarreloj. Por ello le fichó Team Sky, donde solo duró dos años. Y fueron malos, tanto 2013, como 2014. Su resurrección, ya en las filas del Cannondale-Garmin, llegó en 2015, y llegó en su país, EEUU. En California, donde hizo cuarto en la etapa reina (otra vez Mount Baldy), y general. Después, en Utah, en Agosto, ganando la general, y la etapa reina del resort de esquí. A Woods, Bookwalter, Shleck y Horner. Sobrado.

  • También en 2011 cimentó Henao su fichaje por Sky en EEUU. Fue en el Tour of Utah. El año anterior había ganado la Vuelta a Coolombia, y éste hecho cuarto, pero lo importante fue ganar el prologo y última etapa de Utah, hacer segundo en la general tras Leipheimer, por solo 23 segundos, habiendo perdido con él 37 en el prólogo. Sky le fichó el 12 de Agosto, un par de días después de ganar el prólogo de Utah.
  • En 2013, fue Lachlan Morton. Tras pasar a WT con Garmin desde el querido Chipotle Development, hizo 5º en la general de Colorado, a punto de ganar una etapa a Frank, y 14º en Utah, mejor joven en ambas, y liderando ambas carreras un par de días. En Utah además, después de ganar etapa escapado por delante del mismo Van Avermaet). Llevaba destacando desde 2010, haciendo 7º con solo 18 años en Utah. En 2015 volvió al Continentalismo con el Jelly Belly, 5º en Colorado y 10º en Utah, pero no lo han vuelto a llamar de un WT. Puede que lo hagan este año, aún tiene 24 años, ganó fácil el Tour of Gila liderando desde el primer día la prueba, e iba bien colocado en California hasta que la mala suerte se cebó con él y le hizo perder tiempo un día y abandonar al siguiente.
  • Con solo 22 añitos, en 2014, se nos mostró Robin Carpenter, corredor entonces del Hincapie Development, antes también, también ahora. Del 92, no venía destacando mucho, funcionando sobre todo como gregario en el equipo. Pero en 2014, comenzó a enseñar sus cualidades. En Utah, en Usa Pro Challenge, y en Alberta (Canadá). Estaba en todas las fugas, y habitualmente, disputaba la montaña, que solo le quitaron Rosskopf (BMC) en Utah, y Simon Yates en Alberta. Pero había ganado una etapa. Fue la segunda del Pro Challenge, y se metió en una fuga que incluso neutralizaron en un descenso con pavés por la lluvia. Les soltaron con las mismas diferencias, solo un minuto sobre el pelotón, y Carpenter se fue solo, aumentó su ventaja, y levantó los brazos en la subida final. 4º en Joe Martin, falló en Gila y tampoco está muy acertado en California. 
  • En 2014, en California, las bondades en generales de Lawson Craddock, que acababa de fichar por Giant tras tres años en la cantera del Trek. Si en los tres años anteriores, ya se había mostrado en estas tres carreras y Gila, con muchos top 10 en las distitnas generales, y cerca de ganar muchas etapas, fue en 2014, acompañando a Wiggins y Dennis en el podio de California, cuando vimos de lo que era capaz, acabando además como mejor joven. Este año, va sexto en California, donde además, ha mostrado mucha mejoría en el crono. 
  • En 2015, fue Skujins, que ganó etapa y se mantuvo tres días líder en el Tour de California, lo que ya os contamos en este otro post. 
  • A Michael Woods, le valió el Tour of Utah de 2015 un fichaje por Cannondale y su posterior protagonismo en el Tour Down Under. Fue 12º en la Flecha Valona.
  • En el pasado USA Pro Challenge, además, Caja Rural presentó los credenciales de Jaime Rosón y Hugh Carthy. Ambos fueron muy regulares y estuvieron en casi todo momento con los mejores: Dennis, Bookwalter, Morton, Norris, Skujins… para acabar ambos en el top15, y como segundo y tercer mejores jóvenes. Carthy incluso se quedó a solo 10 segundos de los dos BMC, Bookwalter y Dennis, en la tercera etapa. Este año ya han mojado ambos, uno en Turquía, y otro en Asturias. Pese a sus carreras amateurs, y a que Hugh Carthy ya corriera antes en el continental JLT Rapha Condor, fue en Colorado donde fuimos conscientes de lo que eran capaces.
  • Tao Geoghegan Hart, uno de los mejores recientes u23 europeos, que pasó en 2014, y en 2015 fue stagiaire de Sky para correr ahora en el Axeon Hagens Berman, había demostrado ya muchísimo en europa, en carreras u23 como la Lieja, Tour de Istria, o la Paris Roubaix en Juniors, pero fue en las cuatro carreras americanas donde se presentó en 2015. En Gila, 8º de la general, en California, 13º, mismo puesto que en Utah, y finalmente, en Colorado, 7º de la general, mejor joven, y marcando un tiempo entre Phinney y Bobridge en la contrarreloj. Este año, fue 6º en Gila, y está a punto de acabar en el top15 de California, haciendo 5º en la etapa de Laguna Seca.
  • No tan jóvenes, pero si al reencuentro, se han beneficiado de estas carreras Bookwalter y Lachlan Norris. El primero, Bookwalter, tiene 32 años, y solo cuenta con dos victorias pros, una etapa de Qatar en 2013, y una etapa de Colorado en 2015. Gregario en BMC desde 2008, en 2015 cuajó su mejor temporada histórica, con además de aquella etapa, un 2º y un 3º puesto en las generales de Colorado y Utah. Y va en el top5 de California antes de la última etapa. El segundo, Norris, ya se  acerca a la treintena, y aunque rápido casi siempre, no había destacado mucho hasta que el pasado año, hizo 6º en las generales de Colorado y Utah, y 11º en California, además de ganarle a Bookwalter la última etapa del Tour de Utah.
  • Por otro lado, Rohan Dennis, que cuenta con el prólogo y maillot amarillo del pasado Tour como única victoria europea (en realidad también alguna CRE, incluida Mundial de Ponferrada, y en realidad también el mejor joven del Dauphiné 2013), cuando consiguió la primera en terreno estadounidense, en California en 2014, en un final en alto, Monte Diablo, ya había demostrado de sobra sus capacidades, y estaba a punto de ser traspasado, en pleno verano, desde Garmin a BMC. Ya sabíamos quién era y de qué era capaz. Solo gente como Kwiatkowski, Dumoulin y Tony Martin le habían relegado a segundas posiciones, privándole de la gloria europea. Y en los mundiales llevaba con buenos puestos desde chaval, sobre todo en las cronos. Pero la confianza en las generales la cogió en América. Allí empezó a creer. 5º en Down Under 2012 y 8º en Dauphiné 2013, la solvencia con que le ganó a Caruso, o Gesink Alberta 2013, la manera en que solo Wiggins pudo ganarle, por 30″ (metieron casi 2″ al resto), en California 2014, y la victoria general en el Usa Pro Challenge (ganando además dos etapas y la montaña) 2015, demostrando que la del Tour Down Under no fue solo cosa del estado de forma para el récord de la hora, le han dado la confianzza para decidirse a enfrentarse a las generales de las vueltas de una semana. 

LA PERLA 2016, NEILSON POWLESS

En 2016, es Neilson Powless el que está destacando, con solo 19 años, corredor del Axeon de Axel Merckx . Es un equipo en el que se hace un trabajazo con los jóvenes, como demuestra también su compañero Logan Owen, dos años mayor, que el pasado año ya ganó una etapa en Utah, o los Adrien Costa, Edward Dunbar, o Geoghegan Art.

Neilson Powless sorprendió a todos por primera vez en la Joe Martin Stage Race. Hacía solo unos años que se había iniciado, mayor, en el deporte, en un triatlón, deporte mediante el que sus padres se conocieron. Tenía motor, pero no era rentable. Se puso serio con el triatlón en 2011, ganó los nacionales e hizo tercero en los mundiales de triatlón off road. Al año siguiente ganó ambos. Se pasó al BTT, y con 17 años, la selección le llamó para correr la Roubaix Juniors. Abandonó. Al año siguiente, acabó casi todas las carreras en que participó, consiguiendo además, muchos top10.

Y como digo, en 2016 ha sorprendido a todos. En la Joe Martin Stage Race. En Abril. La ganó. Gracias a la regularidad, 4º y 2º en la crono y etapa dura, atento, 20º y 3º en las que se decidieron al sprint. Ganó general, puntos y joven.

Luego, fue a Gila, y acabó 12º la general, tras salir 6º de la crono de la tercera etapa y trabajar para Geogenhart, 6º en la general y mejor joven.

Y ahora, en California, ha terminado de descubrir el velo. 5º en el final en alto tras echarle coraje, gasta, clase, garra y atacar desde abajo en el puerto con una planta tremenda, cadencia, y al estilo Wiggins. . A solo 30″ de un Alaphilippe que esperó al último kilómetro. Fue 6º en Monterrey la etapa con final quebrado en Laguna Seca. Y llegó con los favoritos a Lake Tahoe. En la crono, ha sido 10º. Va 5º en la general, y probablemente ahí acabe esta noche. Aunque quien sabe, porque con la agresividad que ha mostrado, quizás intente adelantar bonificando a Talansky.

Neilson Powless (Axeon) attacked on the early slopes

Sin duda alguna, un gran fichaje para quien lo consiga.