Press "Enter" to skip to content

Pierre Roger Latour, une etoile est née

Latour es un remake. La versión mejorada de las promesas frustradas francesas. Como la película que titula el artículo, aquella película de Pierson con Streisand.

Francia lleva años esperando al nuevo Hinault, o al menos, un Jalabert. Ni Casar, ni Voeckler (por que no ha querido), ni Sicard, ni Rolland, ni Peraud, ni Moncoutie, han llegado al listón, aun a pesar de sus meritosisisisisisimos logros. Más quisieran muchos hacer lo que Casar, Voeckler o Moncoutie han hecho en el ciclismo.

Bardet y Pinot deben dar ese paso más. También Démare, Bouhanni y Coquard. Los cinco están ahí. Nadie niega a Bouhanni su regularidad de victorias, a Démare la calidad de las mismas o a Coquard su número. Pero reconozcámoslo, ni los primeros, ni los segundos, están entre los 5 mejores vueltómanos o sprinters. Al menos, a ninguno se le ha pasado el arroz, y podrían con solo un escaloncito, subir a ese nivel.

Si no, quedan Latour, Turgis, Fournier, Cavagnan o Boudat. Pero habrá que esperar. Latour y Alaphilippe son los dos completos con más proyección.

De Latour os hemos hablado cientos de veces.

Un joven de 22 años, nacido en Octubre del 93, y que con 1’80m, solo pesa 64 kilos. Nacido en Romans sur Isère, en la Drôme, al pie de los Alpes. 

Cató otros deportes (ping pong, hípica, fútbol, tiro con arco, judo…), y en cadetes (empezó a hacer btt y cyclocross y su tía le regaló una flaca), se metió en el Vélo Sprint Romanais Péageois, el club de la ciudad. Con ellos, en su primer año Junior, ya destacó en el Tour du Valromey, donde acabó 3º, tras Mario Vogt y el tristemente fallecido Romain Guyot. Además, hace octavo en el campeonato nacional (en cadetes fue tercero). Además, había ganado pruebas como el Gp de St Vailler, o el Campeonato regional de Rhône Alpes contra el crono.

Al segundo año en Juniors, Latour gana la Clasica de los Alpes, una de las pruebas juniors más importantes de Europa, en cuyo palmarés figuran Weening, Le Bon o Tim Wellens, y en los podios, Nooms, Andy Schleck, Maxime Bouet, o Warren Barguuil.

Se trata de una carrera que se corre en equipos por regiones, con cinco ciclistas cada una. Rhône Alpes, la de Latour. Los Normandos atacaron rápido y formaron un corte en el que entraron Le Gac (campeón del Mundo), Lecuisinier (mejor junior francés del año), Legros o Latour y Nans Peters. Latour y Legros se van, y les siguen de cerca Gougeard y Le Gac. Bajando, cuando estaban ya en los últimos 5 kilómetros, Latour y Legros se caen. El más rápido en levantarse es Latour y consigue la victoria.

En Agosto, primero hacía quinto en el Trofeo Karlsberg de la Nations Cup, vital para la victoria de Lecuisinier, y hacía segundo en el nacional, tras su primo y compañero de equipo Romain Faussurier, y en Septiembre gana el prólogo del Regio Tour Juniors (entre otros a Soren Kragh Andersen o Matej Mohoric), acabando cuarto en la general. Participó en los mundiales de Dinamarca, donde fue un eslabón más en la cadena que consiguió la victoria de Lecuisinier. Ganó los GP de Nyons y St Vallier, la Drôme Provençale, el Circcuit de Drôme des Collines…

The podium of the Classique des Alpes with Adrien Legros, Pierre-Roger Latour and Pierre-Henri Lecuisinier.

Gracias a esos resultados, Latour puede acceder a Chambery Cyclisme Formation, el genial proyecto filial de AG2R que combina asociación, equipo deportivo y centro de formación profesional, en el que los ciclistas entre 19 y 23 años pueden centrarse a la vez en estudiar y prepararse como ciclistas profesionales. Una asociación desde la que han saltado más de 20 profesionales (Nico Denz, Latour, Domont, Bardet, Dillier, Kneisky…) , que ha conseguido cuatro campeonatos del mundo, tres de Europa, nueve nacionales…

Pasa entonces con ellos a u23, luciéndose durante tres temporadas: 2012, 2013 y 2014. Estaba en un equipo magnífico para progresar, bajo la buena dirección de Loic Varnet y Vincent Terrier. Latour tardó poco en destacar sobre sus compañeros, y sobre sus rivales. En Marzo ya estaba ganando una etapa del Tour de l’Ardeche y el Tour du Pays Saint Pourcinois, y acababa entre los cinco primeros casi todas las carreras.

Más importante era la Ronde de l’Isard que se le presentaba por delante, en la que hizo segundo en la primera etapa, pero que tuvo que abandonar al día siguiente por un quiste en el culo que le tuvo un tiempo sin competir. Se perdía también el Tour du Pays Savoie. Operado el 1 de Junio, volvió con fuerzas en Verano tras dos meses totalmente parado, y casi no salía de los top10, pero no volvió a ganar aquel año.

En 2013, el equipo vuelve a salirse, con Latour muy protagonista, ya fuera trabajando o disputando. Por desgracia, no comenzaba a inicios de temporada. No corría hasta Abril. ¿La razón? Una fractura de clavícula. Entrenando, se la había roto en Enero, y tras operarse, y recuperarse, volvió a la competición en Abril. En la Ronde De l’Isard, ya hace sexto en la general y mejor joven. Luego va al Tour de Savoie, y casi gana la segunda etapa, para hacer octavo en la GC. En el Valle d’Aosta, lo dieron todo por Chevrier, que acabó tercero tras Formolo y Villella.

La última parte de la temporada, forma parte del AG2R World Tour como stagiaire, estrenándose tras imponerse en les Jeux de la Francophonie, unos juegos celebrados entre franceses, canadienses, belgas y suizos, donde Latour ganó escapado. También ganó el GP de Longes. 

Corre el Tour du Doubs con profesionales y hace quinto, y séptimo en el Tour du Gévaudan, también con pros, donde hace primer joven. Entonces, hace 4º en el Piccolo Giro di Lombardía, carrera que está destinado a ganar, y acaba sin problemas Sabatini, Emilia y Beghelli con los pros.

Latour era ya un enamorado de la Haute Montagne que sin embargo, no le gustan para entrenar por miedo a convertirse en un corredor diésel.

Con 2014 llegó su máximo nivel amateur. Y es que tan solo fue empezar el año, y Latour ya estaba delante, cuarto en el GP de Saint Etienne Loire, ganador de la montaña en la Boucle de l’Artois,  para luego finalizar 13º la Lieja U23, y más tarde ganar el GP de Saint Lyé, donde se escapó con el compañero Nans Peters y con Bruno Chardon, sacaron 6 minutos y los aguantó hasta el final, ya en solitario. En la Ronde de l’Isard, Latour hace segundo en la etapa reina, solo superado por Foliforov (sí el de la cronoescalada del Giro, no ha salido de la nada), y ayuda a Le Lavandier a acabar segundo la general.

Latour gana en Septiembre-Agosto el Circuit du Viaducc Le Ponthou, (última prueba de la Coupe de France DN1) atacando a 2 de meta desde un corte al que acababa de unirse con una magnífica persecución, y el GP de Cours La Ville, donde llega escapado con Yoann Michaud y se lo lleva en meta.

Pierre-Roger Latour a tout donné pour distancer Yoann Michaud et s’imposer dans le final.? - Georges Burellier

Louis Vervaeke, de la Lotto U23, gana L’Isard y también la siguiente vuelta, el Tour de Savoie, donde Latour ya hace quinto en la general, segundo mejor joven, al igual que en el Tour de l’Ainentre profesionales, que acaba 9º en la general, muy cerca en tiempos de gente como Alaphilippe, Péraud, Di Gregorio o Sicard. Corría Latour con l’Equipe de France, la selección, que siempre contaba con él.

Tanto, que Latour dobló L’Ain con L’Avenir. Son las dos carreras más importantes quizás para vueltómanos u23 en Francia. Una, con los pros, otra, entre amateurs. Ambas por etapas, unas 5 y 7 cada una, y muy seguidas, una la segunda y otra la cuarta semana de Agosto. Nadie suele doblar. Latour lo hizo. Y no le fue mal. Pues al 9º en L’Ain y 2º mejor joven, Latour añadió un 6º en l’Avenir, haciendo top 6 en las cuatro últimas etapas, de alta montaña, con etapas dignas de Tour de Francia.

Pasó Latour a hacer 3º en el Tour du Jura tras Ledanois y David Belda, una carrera de un día muy nerviosa y con continuo sube y baja,  y de allí, a defender la nacional en Ponferrada, y a correr el Giro de Lombardia… el Piccolo.

Piccolo en italiano es pequeño, y no Guardia Civil, como en España.

Pero antes, el 3 de Septiembre, LATOUR FICHABA POR AG2R. 3 días tras concluir L’Avenir. Firmaba por 3 años, lo que demostraba el interés del equipo y su proyección, puesto que lo exigido por la UCI, y lo normal, es que los neopros firmen un contrato de 2 años.

Y entonces sí, llega el Piccolo Giro di Lombardia. Para que os hagáis una idea, de los cinco monumentos World Tour, solo la Sanremo no tiene versión amateur. Roubaix y Flandes Espoirs-Beloften difieren mucho de la carrera profesional, la Lieja es una versión light de la misma, y Lombardia es la que más se iguala a la verdadera. Lombardia Es durísima. Y siempre se parte de salida. Es un tú a tú entre los mejores diletantti europeos.

De salida, see enfrentan a un triple ascenso a la salida de Oggiono, un pequeño valle, y a mediados de carrera, afrontan el misticismo: La Madonna del Ghisallo, donde se parte la fuga (o grupo de favoritos, mejor dicho), formado en las primeras subidas. Tras su descenso, Colle de Brianza, desdcenso y Marconaga Di Ello, para bajar a Oggiono y disputar la llegada. Una barbaridad.

Se trata de una carrera antiquísima, la amateur, que se remonta a 1911 y de la que solo se han perdido algunas ediciones, recientemente, las de 2006 y 2011, y en la que se han impuesto Kelly, Argentin, Fondriest, Garzelli, y han fracasado en el intento Gavazzi, Chiappucci, Bramati, Simoni, Rebellin, Sciandri o Popovych.

De salida, la carrera revienta de la mano del filial de Etixx, y de la Colpack, que provocan un corte de una treintena de corredores. Se le unen una veintena, se mezclan, y arriba del Ghisallo solo quedan 18, con Nans Peter, que pasa primero y solo, Masnada, Ravasi, Marengo, Teuns, Vermeulen, Vliegen, Berlato, Moscon, Tonelli, Latour, Hoelgaard, Guerin, Pearson… Lo mejor del ciclismo amateur europeo.

Hoelgaard, el favorito, sufre una avería y queda eliminado. En cabeza, se destacan Vliegen, Ravasi, Teuns, Latour, Moscon, y muy poco más. Latour atacó un par de veces con Sterbini y ya se quedaban solos cada vez que lo hacían ellos dos, Teuns, y Moscon. Estos dos se fueron en Villa Vergano, y Latour quedó como perseguidor solitario.

Entonces vimos una persecución increíble. Los dos primeros, colaborando y por parejas, nunca fueron capaces de distanciar a Latour, que iba solo, a bloque, siendo peor rodador que los otros, o al menos, más ligero. Era impresionante verlo rodar y sacar rápido al tercer grupo, ccasi dos minutos. Siempre estuvo a 20″ o meno de la pareja de BMC y de la Zalf, e incluso casi les alcanza al final, pero Moscon tenía la cosa, y la corsa, controlada.

No se pierdan el vídeo, porque fue impresionante.

A Latour no le costó mucho acostumbrarse al profesionalismo. Debutó en el GP La Marsellaise, y en L’Etoile de Besseges ya fue 7º de la general, 2º mejor joven y 5º en la crono, entre Monfort y Zoidl. Tras algunas carreras de un día, debutó en el World Tour en la Volta a Catalunya, donde no destacó pero logró acabar, y en el Tour de Picardie hace 10º.

Sin embargo, su gran presentación se produce en la Route du Sud. Con cuatro etapas, la tercera era la de Bagneres de Luchon, con el Port de Bales. Sí, esa en la que destacó Alberto Gallego mientras Quintana y Contador entrenaban en un mano a mano. Estaba Latour. Alberto dio algún palo, mirando atrás, y aprovechando parones de Contador y Nairo, pero esque Latour les atacó y aguantó por delante un buen rato, incluso cuando se hacían alguna serie. De hecho, cuando le cazan, Latour es capaz de aguantar hasta la cima, pero aguantar a Contador en el descenso fue ya demasiado (no lo consiguió ni Nairo), y Latour llegó tercero a 35 segundos, mismo puesto que en la general. 

Repitió la sorpresa de algunos (para otros ya esperado rendimiento), en la Vuelta a Austria. 7º de la general, y mejor joven, tras un magnífico quinto puesto en Drobatsch, final de la cuarta etapa, aunque se vino abajo en el empinadísimo Kitzbuheler Horn, que le privó del top5.

Ya no paró. 5º en Vuelta a Burgos haciendo tercero dos días seguidos, tanto en Pineda de la Sierra como en las míticas Lagunas del Neila. Solo Scarponi y el ganador Taaramae fueron mejores. Repitió puesto en el Tour de l’Ain, tras Vachon y Geniez, pero esta vez, ganando etapa. Fue en el Monte Jura. Y era su primera victoria profesional. 

Tras aquello, afrontó las clásicas otoñales con buenos resultados, e hizo 12º en la Chrono des Nations (mismo tiempo que Castroviejo), para en Noviembre juguetear algo con el Cyclocross que había practicado en años anteriores.

Comenzaba 2016 Latour con las ideas claras. “Quiero hacer la Vuelta”. Su mánager, Lavenu, había garantizado que en 2016 ya haría calendario WT y que probablemetne, debutaría en la Vuelta. También sueña con el nacional.

Se estrenó en Bességes, 7º y mejor joven, 8º en la crono individual. Tras Laigueglia Haut Var, y Niza, se enfrentó al Criterium International, e hizo 2º, solo tras Pinot, con el que solo perdió 7 segundos en el Col de l’Ospedale. De una manera brillante, puesto que hizo toda la subida trabajando para Peraud, primero atacando para eliminar a los FDJ, luego tirando de él cuando Peraud arrancó y se le unió. Aún así, Peraud terminó reventando, y Latour quedó solo en cabeza hasta que Pinot, ya solo le alcanza a 1 kilómetro de meta y le remacha. Pero no estaba mal, segundo y mejor joven. Estuvo bien en País Vasco, 14º, e hizo top20 en la Flecha Valona.

Pierre Latour (Ag2r-La Mondiale) climbing

Luego fue a Romandia e hizo 12º, y mejor joven, y no fue mejor por que hay siempre dos cronos en la carrera. Otra vez en Suiza, esta vez en el Tour de Suisse, es donde se está mostrando ahora mismo. 21º en la crono inicial, hizo 3º en la cima de Cari tras Atapuma y Barguil y se vistió de líder, pero lo perdió al día suguiente, ayer, en una dantesca jornada montañosa bajo la lluvia.

Pierre-Roger Latour (AG2R La Mondiale) in yellow after stage 5 at Tour de Suisse

Pierre Latour (AG2R La Mondiale)

Ha abandonado. No estará esta tarde en Rettenbachferner, pero sí en Septiembre en la Vuelta. En el futuro, ya aventuraría que será un gran, grande, grandísimo corredor.