Press "Enter" to skip to content

VUELVE ROBERT POWER!

25 DE NOVIEMBRE de 2015. Una mala mala noticia sacudía al ciclismo australiano, y en realidad, mundial. Robert Power, al que Orica Greenedge ya había fichado, era diagnosticado con una enfermedad rara, un edema óseo de esos que no se sabe si se cura o no, ni cómo ni cuándo.

20 años tenía. Era la gran esperanza australiana y sin duda, uno de los 3 mejores u23 del mundo, por no pecar de presuntuoso diciendo que era el mejor.

El Dr. Peter Barnes, de Orica fue letal “He estado en la medicina deportiva más de 40 años y nunca he visto ésto… Está en los libros, pero es una de esas cosas que nunca te preguntan en un examen de lo raro que es”. Un dolor de rodilla avisa, se hacen radiografías y MRI, pero es que a veces ni así se conoce de que se trata.

Tras muchos análisis, se identificaba la enfermedad, y Robert Power tenía que dejarlo. No se sabía, cuánto. Podía durar unas semanas, o años. Al menos, solo le afectaba en ciclismo y Robert se podía mantener en el WAIS (Instituto del Este Australiano de Deporte), practicando natación, Kayak y otros deportes a alto nivel y con un seguimiento continuo para mantener la forma. En otro país, habría supuesto el final de su carrera.

Robert Power tiene 21 años, cumplidos ya, osea que es del 95, y es producto australiano en bruto. Comenzado a perfilar. Con unas aristas perfectas de serie que solo por su corta edad y poca experiencia son mejorables.

Robert comenzó con el Rugby, pero con 13 años, Power sufrió una lesión de rodilla (probablemente una previa de su enfermedad). Para recuperarse, tuvo que hacer mucha bici en velódromo. Era solo una recuperación y un año después estaba corriendo los nacionales.

Tan bueno era, que le cogieron para el Programa de desarrollo de alto rendimiento Junior. Era 2013. Ganó etapa en el Giro Lungiana y fue 3º en la general, pero tras Tao Geoghegan Hart y Scott Davies, también anglosajones, de Reino Unido, que aunque de la misma edad, llevaban más tiempo centrados en el ciclismo.Luego ganó el Trofeo Buffoni, hizo 3º en la general del Basilcata y 19º en el Mundial de Florencia Junior, tras atacar en la última vuelta y  ser capturado.

2014 lo comenzó ya a altísimo ritmo. Hizo segundo en el nacional u23 tras Caleb Ewan (agüita), y luego corrió el Herald Sun Tour con los pros mayores, logrando acabarlo. Fue segundo en el continental de Oceanía tras Durbridge llegando solos (él ganó la U23) y 8º en la CRI del mismo.

De ahí otra vez a Europa, porque Australia, en su programa de desarrollo deportivo, tiene un AIS ETC, European Training Centre del Australian Institute of Sport, en el que los deportistas australianos pueden hospedarse y entrenar en Europa… Caben hasta 50 atletas, y los ciclistas u23 pasan allí de Marzo a Septiembre. Tienen laboratorio, salas de mazaje, consultas médicas, salas de análisis, de lectura, gimnasios, salas de estudio para estudiantes, piscinas… Lo fundaron en 2011 y allí ha pasado sus años amateurs Robert Power, corriendo las carreras italianas y la Copa de las Naciones.

Y allí fue Robert Power cuando tras el inicio en nacionales, y continentales, le fichó el Jayco AIS World Tour Academy, el equipo de desarrollo de corredores australianos del que en la primera edición salieron Simon Clarke, Matthew Goss,  o Matthew Lloyd.

Rob lines up at the start of the final stage of the Tour d'Azerbaidjan in the purple jersey of the best young rider.

Robert Power hizo 3º en el PIVA, 2º en Palio del Recioto, 7º en el Tour de Azerbaijan, ganado por Zakarin, y acabando como mejor joven e intentando ganar etapa atacando dos veces en el circuito final de la última etapa. Fue 8º en la Course de la Paix, y 7º y segundo mejor joven con los mayores en el Tour de Chequia. En Alsacia ayudó a Haig ha hacer segundo y luego ganó en 9 días el Trofeo di Briga, el Poggiana y el Capodarco, a gente como Gianni Moscon, Luca Chirico o Giulio Ciccone. 

Hizo 4º en el prólogo del Avenir, y tras las etapas llanas, donde se mató a trabajar para Caleb Ewan, fue subiendo puestos en la montaña, para acabar segundo. Solo le superó Miguel Ángel López, un año mayor. De hecho, Robert Power fue el único u23 de primer año entre los 13 primeros. En el mundial, controló con sus compañeros la carrera para Ewan, aunque al final, se les fue Bystrom y Ewan solo pudo ser segundo.

En 2015 llegó la revolución. Fue 9º en los nacionales u23, y luego acabó el Tour Down Under. Durante la carrera, Orica anunciaba que les había fichado a él, Jack Haig y Alex Edmondson, ganador del Tour de Flandes u23, plata en los JJOO de Rio en Persecución por equipos y campeón de mundo en persecución por equipos, dos veces, e individual.

Rob Power collecting KOM points

Tras Down Under, vino la Cadel Road Race y el Herald Sun Tour. En la primera, atacó en la subida de la penúltima vuelta y enganchó con la fuga, pero BMC les cogió. En la segunda, en la etapa siguiente al prólogo, se metió en el primer corte, puntuó en el primer puerto primero, y se hizo la fuga buena, pues eran 21, con casi todos los equipos, y los sprinters estaban eliminados. Puntuó primero en el siguiente puerto también y atacó incluso. Fue 13º en la etapa, se vistió de líder de la montaña, y ganó el premio al más combativo. Al final de la vuelta, fue 6º en la general, mejor joven y segundo en la montaña.

Otra vez en Europa, fue acumulando resultadacos. Siempre delante, con Gianni Moscon como gran rival. En Rhone ALpes, hace 6º general, 2º en los jóvenes, 3º en la Montaña.

Y llega el mejor momento del año. El Valle d’Aosta. Ésta y el Avenir coronan a los u23 del año.  Robert Power inscribió su nombre junto al de Aru, Pinot, Popovychh, Simoni o Gianni Motta. Y lo hizo, ganar, imponiéndose a laurens de Plus y Simone Petilli, hoy World Tour en Etixx y Lampre.

Robert había ganado el prólogo, cronoescalada a Les Esserts, y solo Mamykin, durante un día, le arrebató el liderato tras una fuga consentida en la etapa con final en Cervinia mezclada con una avería de Power. A Robert, solo pudo picarle tiempo Ciccone en esa etapa, y apenas unos segundos. Él se defendió (y atacó) a la perfección, y Haig le prestó una ayuda encomiable. En la segunda etapa, por ejemplo había sido bestial. Tuvo una avería abajo del último puerto y tras cambiar bici y perder 30 segundos, fue capaz de enganchar y llegar segundo con De Plus.

Entonces comenzó el suplicio. La rodilla empezó a dolerle tras caerse y tener que abandonar el Trofeo Almar, y luego también tuvo que hacerlo por el dolor en el Tour de Alsace. Y no pudo ir al Tour del Porvenir, al que era claro favorito.

Matt White lo dejó claro: “No sabemos cuando estará de vuelta, pero estará. Y una vez que esté, estará en el equipo”.

El momento ha legado. Desde Mayo, monta con realidad. Entrena. Pero cada 6 semanas tenía que hacerse unas pruebas para comprobar el progreso.

Será en la Arnhem-Veenendaal Classic, antes conocida como Dutch Food Valley Classic, carrera de los Países Bajos de un día en cuyo palmarés figuran Groenewegen, Lampaert, Viviani, Theo Bos x2, Boasson Hagen, Van Hummel…

Es una carrera que se decide casi siempre al sprint, en el que Groenewegen es el favorito, aunque deberá disputar con Dupont, Dehaes, o Pardini. A Power no es una carrera que le venga, pero bueno, se trata de volver a competir, y habrá libertad pues el equipo va, medio por ir, mandando con Power a Verona, Txurruka, Plaza, Meier y Docker.

A Robert Power le lleva Jason Bakker, de Signature Sport, que representan tanto a ciclistas, como a jugadores de cricket y hombres televisivos, así como a empresas como Qantas, Siemens, Hilditch o Erns & Young.

Por ejemplo, llevan a Matthew Keenan, la voz más mítica del ciclismo australiano, MC de Cycling Australia tanto en los nacionales como en los premios ciclista del Año, speaker en los eventos de Siemens y Ernst & Young con Evans, comentarista en la SBS del Tour, Giro, Vuelta, Mundiales, Ironman, Hayco, Down Under… Director de Marketin de los nacionales australianos, jefe del programa de radio The Peloton o del de tele The Bike Lane…

Entre los ciclistas, al retirado Evans suma a Simon Clarke, Caleb Ewan, nuetro prota Robert Power, y el nuevo talento, Lucas Hamilton, chaval de 20 años al que también la rodilla le hizo perderse medio 2015, pero que ha vuelto haciendo 3º en An Post Ras, 4º en Capodarco, 5º en Flecha Ardenera, ganando en Sint Kornelis…

Con Robert, no lo tuvo difícil. Fue su talento el que llamó la atención de la AIS y sus resultados los que le hicieron hueco en Orica.

Ahora queda ver cómo vuelve. Que queda de ese Robert Power tras el parón. Seguro que mucho, el motor está ahí.