Press "Enter" to skip to content

Pagare per Correre

Noviembre de 2015.

Matteo Mammini. 22 años. Ganador del Giro di Basilicata Junior, de los nacionales contre el crono u23 2o010 y 2011, sexto en la crono u23 del mundial de Melbourne (en tiempo de Dennis, mejor que Dumoulin y Herrada), ganador de la Firenze Empoli delante de Anacona, capaz de disputarle etapas a Bardet y Hofland etapas en Avenir, una suerte de Pinotti o Malori, pero rapidillo y con más estrategia.

Formado en Mastromarco, Hoppla o Colpack, de repente, en 2013, desapareció del mapa. Noviembre de 2015, hasta entonces no supimos la razón. Había quedado a cenar con el mánager de un equipo italiano, con toda la ilusión del prometedor u23 que ve cerca la oferta del profesionalismo. Se sientan, cenan y el mánager se lo dice. “Que 8 o 9 de sus corredores pagan sus salarios aportando un patrocinador que de los 50.000 €que entre salario mínimo y gastos, supone cada corredor al equipo”  Mammini pidió un préstamo de 50.000 euros, abrió un bar, y del mismo vive.

Explota la noticia.

Resultado de imagen de simone antoniniConsabido por todos, que hay corredores que paga, si que era noticia que fuera una práctica tan extendida no solo en el Continentalismo, sino también en el Pro Continentalismo. Simone Antonini, otro de los mejores Juniors del país y muy buen u23, decidió irse a bélgica (Wanty) por que decía que “En Italia solo he recibido propuestas pagando”.  Cristian delle Stelle, italiano también, ( retirado tras un año en CCC), se fue a Polonia por que en Italia tenía que pagar 40.000 al año por correr y devolver 800 euros del salario mensual de 1.700 en negro.

Resultado de imagen de ramon carretero androniOtro caso es el de un andapoco desgraciado. Ramón Carretero era tan mal ciclista, que ni hasta las cejas de EPO era capaz de acabar decentemente una carrera. Panameño, pitó por EPO, que se metía para llegar el último en las carreras. Incluso le llevaron a dos Giros, solo por que el padre esponsorizaba al equipo. El propio mánager del equipo, Citracca, lo dijo. “Va al Giro por que ha salvado 30 puestos de trabajo“.

En ese momento, Gianni Savio, mánager de Androni, dijo que eso no pasaba en su equipo, que como mucho se cogía un corredor al que seguía un sponsor, como con Luca Pacioni.

La mayoría de mis corredores pagan, entre 25 y 50.000 eurosdice un agente con muchos corredores… “A veces, pagan los padres o familiares por que quieren un profesional en la familia. Otras veces, una empresa amiga, y como mucho, si la suma es alta, consiguen un hueco en el maillot”.

El Coni se involucra

Y es cierto, que en el país supuestamente de las mafias, una cagada de generalización ya que mafia hay en todos los países, el Comité Olímpico Nacional (Italiano, CONI), es de los más serios del mundo.

Resultado de imagen de viviani coledan

En Verano, en Junio, era Viviani quien testificaba en el seno de la Investigación iniciada por la Fiscalía del CONI. Contaba que trató de llevarse a Marco Coledan a Liquigas, corredor de su misma región, el Véneto, y con el que venía corriendo en pista en Madison y persecución por equipos desde categorías inferiores. Con el fue plata en el Mundial Madison 2015. Cuando iban a hacerlo, apareció Reverberi, manager de Bardiani, director desde los 80, y manager de la estructura desde los 80, y le enseñó la letra pequeña de la letra pequeña de la letra pequeña del contrato. Debía pagar si quería irse. Al menos, había cobrado el salario mínimo.

El problema no solo está en pagar por correr. Los hay que cobran, y aún así, los mánagers, se la mente doblada en la letra pequeña del contrato, o ejecutan los contratos plurianuales separados. Firman 3 años con el corredor, pero en tres contratos separados, enseñan solo el primero, hacen modificaciones en los otros, y se firman sin leer.

El CONI profundizaba, y el proceso se ha convertido básicamente en una acusación a Citracca (Wilier), Reverberi (Bardiani) y Gianni Savio (Androni).

Todo partiendo de una regla tan básica como el artículo primero del Reglamento de Justicia de la Federación Ciclista Italiana: “osservare una condotta, sia individuale che associativa, conforme ai princìpi della lealtà, della rettitudine e della correttezza anche morale in tutti i rapporti riguardanti l’attività federale e nell’ambito più generale dei rapporti sociali ed economici”. El italiano no necesita traducción. Pero que como individuo o asociación, se observe una conducta de acuerdo a la buena fe en todos los aspectos relacionados con la actividad federada.

Resultado de imagen de Patrick Facchini

Patrick Facchini, suspendido un año por dopaje entre 2014 y 2015, y muy bueno en u23, ganador de etapa en Baby Giro, un Memorial Gasparotto a Battaglin, Locatelli o Aru, un Franco Balestra a Cattaneo y Rosa, un ZSSDI a Zoidl, y otros muy buenos resultados, pasa en 2013 con el Androni. Ahora dice que tuvo que ‘pagar por correr’. Su caso es uno de los aceptables. Primera semana de Diciembre 2012. Gianni Savio ya tiene cerrado el equipo, y llega Facchini diciendo que quiere correr con ellos. Savio le dice que ya estaba completo el presupuesto, pero Faccini le dice que el consorzio valli del Chiese estaba interesado en patrocinar el equipo. Le dice que la BM Group quería patrocinar, y Savio se cita con ellos. Cuando llega, le ofrecen una sponsorización, con (como se ve en el maillot) BMC y Valle del Chiese en los hombros, pero que para concluir la sponsorización tenían que pasar a pros a Facchhini. No tenía mala clase el chaval y Savio, totalmente lógico, aceptó. Facchini pasó, en 2o13, hizo varios top15, y en 2014, en Mayo-Junio, deja de correr. Le suspende el propio equipo por un control positivo en la Vuelta a Bélgicca por sulfato tuaminoetano, una medicina para la sinusitis, dijo el chaval, que derivó en una sanción de 10 meses por la UCI.

Savio admite eso. Que ha fichado a corredores que traían sponsor. No es secreto. No en vano iban a haber llegado por otra razón Gálviz, Godoy, Ochoa o Jackson Rodríguez, todos venezolanos, que han salido del equipo en cuanto Venezuela ha dejado de poner dinero.

De las acusaciones de Mammini, Savio se ha defendido. Dice que es mentira lo que cuenta Mammini (que tras lo del Correre della Sera también ha declarado en el tribunal que Savio le escribió en una servilleta todos los corredores que se pagaban el sueldo y estaban todos salvo Pellizotti y un par más), y se contradice, diciendo que cómo iban a pagarse el sueldo corredores como Ochoa, Jackson Rodríguez o Yonder Godoy (cuando lo hacía Venezuela), o Diego Rosa, Gavazzi y cía.

Beppe Rivolta, agente de Felline o Guardini entre otros, también ha declarado contra Gianni Savio, y ha dicho que tanto él como Reverberi o Citracca el habían exigido esponsors para fichar a sus corredores.

En realidad, se hizo a declarar también a corredores como Bertazzo, Ermeti, o Parrinello, a los que Savio no renovó obligándoles a retirarse o bajar a Continentales, y ninguno dijo que se les pidiera dinero.

Tribunal, Vista 28 de octubre

El 28 de Octubre, ha comenzado la sesión en Tribunal.  Citracca se ha limitado a decir que este año no se ha federado y por tanto, que no puede ser juzgado por el Tribunal.

El Coni ha acusado hablando del mobbing sufrido por Coledan, de unos contratos en Bardiani que dejaban al corredor al total arbitrío del equipo, que los equipos ciclistas cambian continuamente nombre y sede, incluso al extranjero, y pierden transparencia, y que es imprescindible cambiar un sistema que convierte en esclavos a los corredores.

Savio se ha limitado a decir que Mammini miente incluso en que les presentó Cipollini, que ni si quiera ha estado en el restaurante que dice Mammini que se encontraron, que claro que contrató a Facchini por el sponsor, pero también por sus resultados, y exigía absolución total por falta de pruebas.

Reverberi que no se podía involucrar a su actual equipo por que la razón social había cambiado, y poco más.

Resultado de imagen de reverberi bardiani

El 10 de Octubre volverá a ver cita verbal en el Tribunal Nacional de la Federación Italiana de ciclismo.

Las tres prácticas

Hay tres vías con las que estos equipos tratan de minorar su gasto en salario para sobrevivir. De un lado, el corredor paga por correr, de otro, no cobra, o no cobra en parte. De otro, aporta un sponsor.

La última, es algo que me parece totalmente viable. Si un corredor puede traer un sponsor, me parece una razón de peso para ficharle. Ningún equipo iba a tener 25 corredores malos que trajeran un sponsor, pero si puedes tener 4 o 5 solo un poco peores que otros que no trajeran sponsor, pues me parece más viable y lógico lo primero. Y los equipos son libres para elegir entre dos corredores.

Es algo de lo más habitual. Por ejemplo, Citracca no podría haber soportado el salario de Pozatto ni de co*a si con este no entra tan fuerte Wilier.

En medio está el no cobrar, o cobrar menos, y aunque diga en medio, es tan deleznable como pagar por correr. En los Pro Conti, hay un sueldo mínimo, y en estos equipos, muchas veces, se exige al corredor devolder ‘bajo la mesa’ lo cobrado o parte de lo cobrado, por que al fin y al cabo, la UCI exige demostrar esa primera transferencia del salario desde el equipo al corredor.

Finalmente, está el pagar por correr. Te coge un Pro Conti y echa cálculos. 39.000 del salario mínimo, el salario del staff prorrateado entre corredores, traslados, training camps, material no aportado por patrocinadores…!50.000 euros cuestas! Pues alá, si quieres correr conmigo, tienes que pagarme esos 50.000 € para que yo pueda soportarte.

He de decir que estas dos vías no debieran tener cabida en el ciclismo profesional, pero también, que el ciclismo profesional es solo el WT y el Pro Conti. Continentalismo a secas es ciclismo lanzadera, y pienso, una categoría de paso. Quien complete dos años en ella, no pinta nada un tercero en la misma. Si tras dos años no subes, lo siento, chaval, pero no vales para ésto, y nada pintas malviviendo por 400 euros, 800, o pagando por correr y renunciando a prepararte y dedicarte a algo provechoso. En esta categoría, entendida a mi manera, no lo de devolver el salario, que es una guarrada, pero sí aceptaría normas más laxas que permitieran que en lugar de salario hubiera una beca mínima de 300 euros por ahí, o incluso sin salario alguno. Al fin y al cabo es una inversión para intentar saltar al verdadero profesionalismo, como el que paga durante 4-5 años su carrera universitaria para mejorar sus posibilidades en el mercado laboral.

¿Por qué lo hacen?

Los equipos, por que el presupuesto está ahí. Caja Rural sale por 2 millones y pico. IAM como pro Conti los doblaba. Barloworld y Agritubel rozaban los 4 millones. Direct Energie o bora andaban entre los 4’5 y 6 millones, Fortuneo no supera los 4. Cofidis es un caso excepcional, que no son WT por que no quieren, asegurado su puesto en Tour, Roubaix y Vuelta. Cuentan con 9’5- 11 millones.

Un continental de un país con normas suaves para el continentalismo (en esta categoría casi todo lo regula cada federación nacional), puede salir por 500.000 €.

Los equipos se hacen con dinero. A un Pro Conti, solo alcanzar el mínimo de corredores y pagarles el salario mínimo ya les lleva a los 600.000 euros de gasto. Y ahora, contando con que consigas ropa y bicicletas gratis, añade las tasas de la UCI, camión, furgoneta y coches, gasolina, viajes, hoteles, training camps, médicos, entrenadores, nutricionistas, masajistas, directores y soigneurs, garantía bancaria, y otros muchos gastos.

Pero el principal es el salario, y por eso, de donde principalmente tiran los mánagers.

Seamos serios, salvando los sponsor ciclistas y excepciones como QuickStep (En Bélgica, ser ciclista y montar otra marca de tarimas flotantes es delito), ninguno eligiríamos un jugue u otro por que fuera de Androni, o eligiríamos Caja Rural para nuestra Hipoteca por su patrocinio. Éste no es rentable. Sirve para eso, cuadrar números y beneficios fiscales.

El Pro Continentalismo es muy variado. Hay equipos serios, estables, que pagan al día, como Cofidis, Direct Energie o Caja Rural, y otros que siempre andan por la cuerda floja, no pagan (o cobran), fallan en calendarios, incumplen contratos…

Los corredores por que quieren correr. Eres bueno, o eso crees. Tienes 22 años, has ganado mucho en u23, y te llega un Pro Conti y te dice que por 50.000 corres con ellos, que si no cobras corres con ellos, que si le llevas una marca de bicis, corres con ellos. Caes, y lo haces, soñando con lucirte en alguna carrera importante que te abra las puertas de un WT, un Pro Conti serio o te convierta en el líder del que estés.