Press "Enter" to skip to content

¿Por qué nos gusta tanto el Orica?

Terminado el WT, podemos sacar unas pocas conclusiones. Orica, ”solo” ha sido el 5º mejor equipo del WT, tras BMC, que no ha ganado ni una grande, ni un monumento, Sky, Tinkoff, y Movistar.

Ahora bien, en estos equipos, son dos corredores los que suman casi el 90% de los puntos WT de tales equipos (Nairo-Valverde; Contador-Sagan; Froome, y Van Avermaet-Porte), mientras que en Orica, los puntos, salvo Chaves, que tiene el doble que el resto, se reparten entre Matthews, Yates, Gerrans o Ewan a partes iguales, y estos tienen casi los mismos puntos que Albasini, Simon Yates, o Hayman, pero solo los 5 con más puntos cuentan para la clasificación por equipos del WT.

Encima, hemos visto ganar hasta a 14 de sus 28 corredores, y de los que no lo han hecho, hasta 7 han sacado algún podio. Suele ocurrir cuando se corre al ataque.

El último clasificado es Dimension Data, con solo 290 puntos. Es muy triste, el sistema falla. Cavendish, que ha ganado cuatro etapas del Tour, solo suma 80 puntos. 79 Boasson Hagen, ganador de etapas en Eneco, y Dauphinñe. Cummings, ganador de etapas en Tirreno, País Vasco, Dauphiné y Tour, solo suma 38 puntos. Sí, es una jodida mierda.

Repito, Cavendish. 4 victorias en el Tour. Solo 80 puntos y 67º en la clasificación individual World Tour. Kreuziger, por un mísero 10º en el Tour, que no es mísero pero cuando queráis os explico por qué es más fácil de conseguir que 4 etapas en el Tour, circula 6 puestos más arribas, pero es que Gerrans, al que no habríamos visto sin el Down Under, es el 39º y quien recuerde algo más de Démare que la Sanremo, que me lo diga. Es 25º, con el doble de puntos que Cav.

Pero buenos, sigamos con Orica. ¿Por qué nos gusta tanto? ¿Por qué un colombiano gana il Lombardía cuando los españoles teníamos a Valverde y sin embargo nos morimos de alegría?¿O lo hacemos cuando lo hace Hayman ante nuestro único y verdadero Dios, Tom Boonen, en la Roubaix?

Pues por muchas cosas. Many things.

La sonrisa de Chaves, y la de Matthews

Siento empezar por aquí, pero es que son mi debilidad. Si en lugar de hombre, yo fuera mujer, me casaría con ellos.

Muchos criticaron una frase de Chaves durante el Giro, cuando pierde la maglia rosa: “Es solo una carrera de bicicletas”. “Hay cosas más importantes”.

El público, que ni es ni debiera ser soberano en el ciclismo, pues no sabe lo que el ciclista sufre y se sacrifica, ni se acerca a saberlo, lo criticó. Que el profesional tiene que ganar y eso no era frase de un profesional.

Se equivocaban.

Chaves tenía (tiene) 26 años, era su cuarta grande, tras haber vestido de líder y acabado 5º la Vuelta 2015 y se había vestido de líder un día antes, además de por sus buenas piernas, por una caída del entonces líder, Kruijswijk. Estaba emocionado.

Tengo 24 años, y aún, gracias a mis padres, cada 6 de Enero me sigo despertando con la ilusión de si habrán venido los Reyes Magos, y qué habrán tenido. Es algo parecido a lo que se ve en la cara, voz y gestos de Chaves en cada entrevista.

Había perdido la maglia rosa. Ante Nibali. Sus propios padres felicitaron al italiano en cuanto cruzó la meta. Y ahí estaba Chaves, con la chaqueta ya, 10 micrófonos a 30 centímetros de su cara, hablando a los medios. “Se vio un gran espectáculo”, decía, demostrando que incluso perdiendo el liderato, valoraba el etapón que se había vivido. “Dimos el máximo que pudimos, si hace 3 años me dicen que voy a estar en el podium del Giro de Italia no lo creo”. Era el primer podio de Orica en una Grande.

“No hay excusas, al final no hubo piernas, el equipo hizo todo lo que pudo, Rigoberto hasta el final me dio una mano”, decía el colombiano, que jamás ha puesto una excusa cuando no ha ganado. Que jamás ha lloriqueado. Que nos ha hecho disfrutar ganar y sin hacerlo. Yo sonrío sin querer y queriendo cuando le escucho. “No había con qué”. Sabía que había perdido por que no había sido el mejor, pero que había quedado donde debía quedar, a las puertas, segundo, el segundo mejor de todo un Giro. Sonreía.

Cuando la reportera colombiana le comenta que en el Estudio de la cadena estaban los chavales de escuela, a Chaves se le ilumina la cara. Si Urán nos llama Mijos, el llama Parceros. “Parceros, Muchas Gracias por estar conmigo, apoyándome, Y ESTO ES UNA MUESTRA DE QUE LOS SUEÑOS SE PUEDEN CUMPLIR, si todos TRABAJAMOS, Y NOS APOYAMOS, Y CREEMOS, se pueden cumplir”.

Esteban nunca ha creído en la suerte. El ciclista no suele hacerlo. Solo cree en la ley del esfuerzo.

“Y muchas gracias a Rigoberto, que estuvo muy, muy grande hoy”. Gracias, Gracias, Gracias. Así es Chaves. Agradecido.

¿Qué quiere decirle a los Colombianos? le preguntó uno de los periodistas. “Que crean, que apoyen el deporte, que en Colombia no solo hay fútbol. Que en Colombia hay ciclismo, hay atletismo, hay natación, hay pesas, hay lucha, y estos deportes traen gloria al país”. Así es Chaves, que siempre piensa en los demás, que jamás se le ocurriría desprestigiar otro deporte, que piensa como colegas en los demás deportistas, sean atletas o jugadores de Curling.

Esta entrevista es post perder la Maglia Rosa, pero es que siempre es igual, haya ganado, haya hecho 10º, o haya hecho el 25º. Siempre con esa sonrisa, con ese agradecimiento eterno a compañero, equipos, afición y reconocimiento máximo, tanto como respeto, al rival.

Luego está Matthews. De él, no tenemos tanta entrevista, tanto acercamiento, al ser de habla anglosajona. Pero es un crack mediático. Cae bien. Quizás por sus actuaciones blingblineras, por el modo en que se viste de líder en las vueltas ( y nos gusta ver de líder a un sprinter) aprovechando CRE+Sprints, quizás por sus bailes individuales, o en equipos, su apodo Bling, o pararse en mitad de un muraco del País Vasco a tirar un bidón a la multitud mientras se retuerce.

Quizás por eso queríamos que Matthews rematara el golpe de Gilbert en la Amstel 2015, o no nos dolió tanto que su victoria primera en el Tour llegara arrebatándosela a Sagan. Si no fuera por los ganadores, Sagan, Urán y Degenkolb, me habría encantado verle ganar ese mundial, ese Quebec y esa Sanremo.

Quizás se deba a cosas como ésta.

Quizás por eso, cuando ésto ocurre, nos enzarpamos como si le hubieran pegado a un hermano.

Quizás sea por que Matthews no suele tener gestos como el que Bouhanni tuvo con él. Quizás por que aún siendo un sprinter no es un chulo, no suele tener una mala palabra, y solo ha tenido alguna vez un enfrentamiento, con Gerrans, que amarrado a su pasado, ha querido liderar equipo y selección cuando no estaba para éllo.

Matthews no seguirá con Chaves y Orica, se va a Giant, a llenar el hueco que deja Degenkolb durante 3 temporadas, y a volver a un equipo neerlandés (Giant lo es mucho más que alemán), como ya estuviera en Rabobank.

Orica, la edad juega un papel

La edad juega siempre un papel en la motivación, alegría, ambición y pasión. En Orica, nos encontramos con el 7º equipo más joven del WT, con una media de 27 años y medio, casi idéntica a la de Lotto NL o BMC, algo mayores que los más jóvenes, que son el Cannondale con 26’6 y dos años más jóvenes que el Trek, que tiene 29 años de media.

Esto juega un papel. Mientras que en Cannondale u Orica, los corredores están muy unidos al jugueteo, a las redes sociales y son extraextrovertidos, en Trek son un equipo más seriote, más sieso, e incluso se traduce en un uso por ejemplo de twitter mucho más cerrado entre corredores y con pocos temas de guaseo.

El crecimiento del ciclismo australiano

En 2000, por los 168 italianos y 112 españoles, apenas había una decena de australianos en el máximo nivel: McEwen, Baden Cooke, Evans, o’Grady, Rogers, Hayman, Matt Wilson, McGee y poco más. En 2010 ya eran unos 25, y hoy día, Porte, Matthews, Ewan, Dennis, Hayman, y cía están a la cabeza del pelotón mundial con otros casi 30 corredores WT, que para nada están por debajo de éstos en general.

eLos australianos, antes, como Phil Anderson, eran esporádicos, pero poco a poco fueron siendo más y más en el primer nivel, y ahora hasta tienen un equipo, con una estructura de desarrollo que casi es la más imponente del mundo.

Eso sí, eran normalmente, gente con carácteres especiales a veces. Aunque a mi me encante, no a todo el mundo le ha gustado Evans, que es en realidad una de las mejores cabezas en el ciclismo en los últimos años, y uno de los pocos en correr al 100% como debía correr para ganar. Aunque Gerrans sea un borde de cuidado, a todos nos gusta(ba) ver como arranca(ba) con todo en una cuesta, siendo uno de los que más potencia nos enseñaba.

Por cierto, McEwen de los de tiempos recientes, es uuno de los corredores que más GV ha empezado, hasta 26, solo una menos que Chente y Conti, y solo 5 menos que Petacchi y Tosatto. También el tercero con un mayor número de abandonos, pero solo cercano al 55% de las que empezó. Otros, como Kirispuu, solo abandonaron 14 GV, pero éstas eran todas en las que tomó la salida.

La juventud

Si están saliendo buenos ciclistas australianos, van a salir muchos más, y gran parte de la culpa la tiene Orica, cajón de salto para los chicos del development team y toda la academia de la Cycling Australia.

Así, con Orica han ido dando el salto Hepburn, Durbridge, Ewan, Howson, Robert Power, Edmondson, Jack Haig, y han ido asiendo lo imporible por atraer a su equipo a corredores que, como Bewley,  Docker o Hayman, Howard, Bobridge o Meyer en su momento, estaban corriendo fuera.

Resultado de imagen de orica young

No se trata de cuotas australianas. De queremos ser australianísimos. Pero sí que si hay un corredor australiano, y bueno, al que se pueda pagar, y joven, lo quieren.

Y esta juventud, esta manera de ser una oportunidad, además de buen ambiente en el equipo, aumenta su carisma.

La variedad

Como digo no se trata de ser australianísimos, y otra de sus claves es la variedad. En Orica corren corredores de 12 nacionalidades, que son solo 5 menos que las del que más, Cannondale, y 4 más que las del que menos, Lotto Jumbo.

A los australianos, se unen sudafricanos, canadienses, belgas, daneses, colombianos, neozelandeses, eslovenos, españoles, británicos y hasta un HongKoniano,de la región administrativa especial de Hong Kong.

Esto provoca que el equipo cree simpatizantes es todos los países, pues los corredores de fuera llegan para ser uno más y también para ganar, no para trabajar para el nacional de turno como podría suceder en equipos más cerrados como Lotto Soudal.

Victorias

Pero es que Orica no solo es una sonrisa, gana y eso también nos gusta.

Este año fue el 5º equipo WT en ganar tras BMC, Cannondale, Trek y Etixx, que lo hicieron en nacionales australianos y San Luis, mientras que en Orica fueron los primeros en ganar en el WT, ganando las etapas 1,3,4,y6 del Down Under, y para coronar, la general.

gerrans_121551.jpgasdasdsa.jpg

Ya el primer año de la historia del equipo, 2012, eran WT, y de hecho, ese primer año, ya ganaron el Down Under, la CRE de la Tirreno, toda una Sanremo, la Volta a Catalunya, etapa en el Giro, y en Dauphiné, y en Suiza, y en Polonia, y en el Eneco, y en la Vuelta, y el GP de Quebec. Un porrón de victorias WT en su primer año como tales. Resultado de imagen de yellow jersey gerrans

Pero es que en 2013 consiguieron el primer maillot amarillo para el equipo portado por Gerrans e Impey, con la primera victoria en el Tour, en etapa individual con Gerrans y otra en CRE, así como otras pocas carreras WT, incluída la general de Polonia.

Resultado de imagen de maglia rosa svein tuft

Y en 2014 ganan otro monumento, añadiendo la Lieja a la Sanremo con Gerrans, y encima, consiguen la primera maglia rosa, con Svein Tuft, el primer día, y Matthews que lo mantuvo una semana. Pero es que también el maillot rojo de la vuelta, con Matthews.

Resultado de imagen de chaves podio Giro

Resultado de imagen de podio vuelta españa chaves

Y en 2015, otra vez, muchas victorias WT, otra vez la maglia rosa, y otra vez la roja, esta vez con Chaves, para en 2016, con otras muchas victorias, conseguir ganar dos monumentos más, la Roubaix, y el Giro de Lombardía. Solo les falta Flandes. Y metieron por primera vez a un  ciclista en el podio de una grande. A Chaves en el Giro, y estuvieron a 21 segundos de hacerlo con Yates en el Tour, que fue maillot blanco al mejor joven. Y otra vez a Chaves, en la Vuelta, por cierto, dos podios en un mismo año. Y más contento  que Quintana en Madrid.

Backstage Pass y Youtube Channel

Jessi Braverman fue la mánager del contenido digital del equipo hasta 2014, puesto que también había ocupado en Leopard Trek. Brian Nygaard también vino desde Leopard, y es el Director de Comunicaciones de Orica.

Pero el gran artista es Dan Jones. Es el encargado de los Backstage Pass y el canal de Youtube.

Sinceramente, cuando yo acabo una carrera, paso de los medios que se dedican a contarla. Ya la he visto, y si no, la busco en Youtube, no necesito leerla. Son videos como los de Orica los que me gustan. Lo que muestra lo que hay, o se supone que hay, tras la carrera, en los coches, en los autobuses, en los hoteles.

Solo Europcar ha hecho algo parecido, con dos superrepors de los Tours que merece la pena ver, Etixx con algún video, y Movistar con alguna carrera muy concreta.

Pero lo de Dan Jones es de chapeau. Tras cada etapa de Gran Vuelta, y tras muchas carreras importantes, así como en eventos varios, ahí está, el Backstage Pass subido al canal de Youtube.

Estos vídeos, por ejemplo, nos permitieron ver la felicitación de Boonen a Hayman tras ganarle éste a aquel la Roubaix, como la pasión de los aficionados colombianos hizo que Chaves tuviera que ir ‘escoltado’ por Dowson a firmar, o cómo Neil Stephens da las órdenes desde el coche. O cómo lloraba Matt White en el coche cuando Matthews ganó la etapa del Tour.

Y no solo están los Backstage Pass. Una de las primeras grandes producciones, el Call Me Baby, videoclip grabado durante la Vuelta, ha sido considerado por muchos marketingnianos del mundo del ciclismo como el mejor video de un equipo ciclista de la historia. Supera el millón de visitas en Youtube, aunque el más visitado es el de la caída durante el Tour 2015, grabada la asistencia desde una gopro de un mecánico.

Lejos del morbo de una caída, el video muestra claramente el semicontrol existente durante el caos de una montonera, como automáticamente, el mecánico baja con dos ruedas, localiza a sus corredores, y empieza a analizar y actuar. Quién necesitaba qué, a quién había que cambiar bici, se daba rápido la noticia de la neutralización… Una pasada.

Musicales han hecho dos más.Uno, del Uptown Funk, que multiplicaba nuestra atracción por Matthews. Y otro en homenaje a AC DC durante el Tour.

Con estos vídeos, Orica no solo consigue atraer más al aficionado y mejorar la visibilidad de sus sponsors. Si no que hace equipo. Cuando no todo es dar pedales, sino que gregarios y staff protagonizan vídeos en los que son tan importantes como el líder, y tantas personas lo ven, se sienten mucho más parte del grupo.

Aficionados, y Sponsors, la cara externa, pero también a la interna ayuda.

¿Quién es Dan Jones? Dan es un chaval. De espíritu. A principios de 2000, su padre le trajo unos videos del Tour con su cámara y se quedó sorprendido. En 2005 y 2007, ambos hicieron dos mini videos.

Entonces, Dan Jones empezó a trabajar para la Fox Sports, cubriendo los Tours desde 2008 hasta 2011, en los que se empapó de la cultura de la carrera e hizo cientos de contactos. Entonces Gerry Ryan le cuenta el proyecto de GreenEdge, y Dan rápidamente le da la idea de los BackStage.

Algunos corredores, han sido más reticentes y otros más atraídos en la participación en los vídeos. A Adam Yates le dijo de ser el primero en salir en el video del Tour 2016, pero le daba cosa y Juul Jensen corriendo dijo: Yo lo haré. Con este corredor bromeaba Jones, al que le dijo que gran parte de la decisión de ir a Orica se debía a sus Backstage videos.

Jones tarda unas tres horas en cada video que han pasado a durar de 2 a 10 minutos.

Con el Giro tuvo un problema, no le dejaban usar imágenes de las cámaras de las bicis durante carrera, por que entendían que los derechos eran de la RAI. una gilipollez, pero bueno.

Unos de los primeros Backstage fueron los del Training Camp de Girona y la Omloop en 2012.

Hoy, son 5 años de Backstages, incluidas las victorias en cuatro de los cinco monumentos: Sanremo, Lieja, Roubaix, y Lombardía, aún por salir. Victorias de etapa en Grandes Vueltas y maillots de líder. Les hemos visto saltar y gritar de alegría. En el coche y en el bus. Dar la mala noticia de la caída del líder, llegar reventados al bus. Hemos visto hasta como la Policía les obligaba a circular mientras Hayman entraba triunfante en meta.

Y no son solo Backstage Pass y videos musicales. Sacaron por ejemplo la serie Bike riders can’t cook, la serie de enfrentamientos con Sky en juegos como no poder decir sñí o no en un cara a cara, dardos, o la final, jugando al FIFA.

En fin, incluso demostraron un ánimo de guasa con lo del autobus en meta durante el Tour 2013. Y representaron magníficamente la nevada de la Sanremo 2013, cuando incluso se paralizó la carrera.

En fin una fruits pasada de videos en los que, una vez sustituyeron el Fucking oath por el fruits and oats y ahora, usan siempre fruits (frutas) en vez de la expresión fucking (joder).

El ciclismo al ataque

La manera en que corren. Es preciosa. Siempre alguien por delante, uso de la táctica. A Chaves le metieron en el podio del Tour gracias a la táctica. En Aubisque lanzaron por delante a Yates, le liberaron de trabajar y entonces remachó picando segundos al final, pero es que en la etapa de Aitana, se metió en el podio con un ataque desde lejos magníficamente continuado gracias a que el equipo tenía por delante a Howson.

Resultado de imagen de chaves howson aitana

A Yates no le hicieron una jugada así en el Tour, pero hizo 4º disfrutando sin duda mucho más que el resto. Al ataque. Cuando tenía una peseta, la lanzaba. Y acabó maillot blanco y a 21 segundos de Quintana.

Resultado de imagen de albasini tour romandie

Corren para ganar. Albasini, por ejemplo, ataca en cada Tour de Suiza y Romandía. Rápido para ganar entre tres, pero no lo suficiente para ganar entre 15, suele ataccar en la media montaña, o a 2, 3 kilómetros de meta, y a veces gana. Hayman ganó la Roubaix tras ser capturado de la escapada del día. Chaves ganó el año pasado en la Vuelta atacando cuando durante la primera semana todos, con miedo, se miraban. Y acaba de ganar el Lombardia atacando de lejos (a 50 de meta). También han sido agresivos cuando ha habido una oportunidad de eliminar a los sprinters puros, tirando a bloque para Matthews, ya fuera Giro o País Vasco, y así una y otra vez.

Resultado de imagen de orica attack

Orica corre al ataque, planteando c-i-c-l-i-s-m-o.

Relativamente limpios

Salvando los temas de Impey y Yates, menores, por sustancias poco importantes, en el caso de Yates en la abstracción de un error de forma con un TUE, en el de Impey, por la contaminación de una medina, el equipo está limpio. Ningún positivo más. Ninguno grave.

Y no es criticable, que el staff esté manchado. Obvio que Matt White se dopó durante su carrera profesional. Pero es que es imposible hacer un staff sin pasado oscuro, ya que eso implicaría hacerlo sin ex ciclistas que lo fueran antes de 2010, y eso es imposible. Por cierto, dimitió de su puesto en Orica y como entrenador de Cycling Australia cuando confesó ese dopaje, para ser reincorporado a Orica en Junio de 2013.

Nicki Vance, ex directora de  la WADA, les hizo a encargo un report anti doping y sus conclusiones eran que era uno de los equipos más limpios y con un mejor sistema interno enfocado a evitar el dopaje.