Press "Enter" to skip to content

Los maillots de campeón nacional desde 1999 ¿Plus, o inconveniente?

Las 2 claves

Las 2 claves están claras. (1) Debe diferenciarse del resto del equipo. Debe de ser un maillot diferente. Al del resto del equipo. Bien por que se tome la bandera entera como base y sus colores sean distintos del de la ropa oficial, bien por que se escoja otro color base. En Lotto Soudal, por ejemplo, salvo para los campeones belgas, viene reduciéndose la bandera a pecho y mangas, pero cambiando el color base rojo por el blanco dándole la diferenciación que merece. (2) Debe reconocerse de qué campeonato se trata. En toma aérea, levantando los brazos, y si es en crono, acoplado, debe reconocerse el país del que el corredor es campeón.

Malos ejemplos en estos aspectos son Tinkoff y Orica (este año). En primer lugar, no diferencian a sus campeones nacionales. Mantienen (Tinkoff en pasado), exactamente el mismo diseño y meten la bandera en el pecho. El problema es que el corredor normalmente no va erguido, ni de pie, salvo cuando come y algún momento escalando. El resto del tiempo, mátate a encontrar cuál lleva bandera en el pecho, y cuando lo encuentres, a saber cuál es. Otro mal ejemplo es Bora. Diferencian bien del resto, que irán de negro y verde, pero se confundirán.

La propia UCI lo dice: “Jerseys shall be sufficiently distinct from world champions’, UCI cup and classification leaders’ and national jerseys to avoid confusion.” Los maillots deben ser suficientemente distintos de los de Campeón del Mundo, Copa del Mundo y líderes, y maillots de campeones nacionales, para evitar confusiones.

Las Reglas de la UCI

La UCI dice que cada campeón debe llevar su maillot en todos los eventos de la disciplina, especialidad y catehoría en que lo ganaron y no en otros. y tras reglas como si los campeones CRI pueden llevarla en las CRE, que no, o quien lo llevará en los eventos de 6 días de pista (el campeón de Madison), o el uso de las banderas en bocamangas y cuello, dice que las especificaciones sobre el diseño se describen en el anexo disponible en la web de la UCI, que por cierto, antes de comenzarse a producir, requiere que las federaciones nacionales los aprueben. Además se permite que los corredores igualen su culotte a los colores del maillot de campeón nacional.

También establece que es prioritario a vestir el maillot de líder de una clasificación secundaria cuando no sea el líder de la misma sino que haya que vestirlo como segundo clasificado. También pueden mantenerlo si les toca llevar el de líder de la general por que haya abandonado sin tomar la salida el líder, pero con consentimiento de las partes.

Básicamente, en cuanto a diseño, se encarga de delimitar las áreas que pueden usar los sponsors.

¿Y las federaciones nacionales?

La British Cycling Federation establece que el día del Nacional, cuando se suba a recoger el maillot de la organización, solo podrá subirse con la inscripción del fabricante en 25 cm^2. Nada de catetadas con un trozo de papel con el patrocinador que pegar en el maillot para la foto.

Luego, cuando diseñen el propio, exige que tenga lleve tres franjas de 5 cm roja, blanca y azul en el pecho. Y exige que lo llevan siempre que compitan si no son campeones del mundo o líderes., desde que vayan a firmar, hasta la ceremonia de premios de cada carrera.

La Federation Française de Cyclisme exige que al subir al podio, el maillot de la organización solo lleve la publicidad que la FFC establezca tal año.

Luego, en el propio, se establecen los espacios igual que en la UCI para patrocinio y se exige que los colores del maillot de campeón nacional no pueden ser otros que el Blanco, el Azul y el Rojo (estableciendo para estos dos incluso los Pantones Blue Reflex y Redu 032C). Pero es más, establece que el diseño es propiedad exclusiva de la FFC y que nadie puede modificarlo. La única excepción que permite es un degradado entre los colores muy, muy, muy leve.

Además establece las medidas. Las mangas, enteras azules, permitiéndose acabar con un tricolor con bandas blanca y roja de 1 centímetro. En el cuello, se permite una tricolor con 1’5 cm de banda roja, 1 cm de blanca y 1 cm de azul). La franja blanca delantera del pecho, de 17’5 cm.

La Federazione Ciclistica Italiana por otro lado, establece la tricolore, que deben colocarse en linea horizontales, proporcionales a la talla, con la misma altura entre ellas, e igual en bocamangas y cuello.

Permite la posición de la publicidad de los sponsor enlos mismos lugares que la UCI, y exige que se coloque el logo de la FCI. Incluso establece un prediseño para marcar las posiciones que corresponderían a los sponsors.

La Federación Belga, tras también fijar los espacios que deja a los sponsors, establece que el maillot debe partirse en 3 rayas iguales horizontales. La primera, en negro, la central en amarillo, y la baja en rojo. Los maillos de manga corta tienen que tenerlas negras, y los de amngas largas, partida en tres bandas con los mismos colores que el cuerpo del maigot. Dan los pantones también (Process Black CMYK 0 0 0 100, 116c CMYK 0 15 95 0; 186c CMYK 0 90 80 5.

En Alemania, la federación exige que las tres franjas de la bandera sean del mismo tamaño, sean las del pecho o cuello o mangas, y no tengan nada sobreescrito. La anchura de la bandera ha de ser de 12-15 cm. Solo en excepciones la bandera puede no dar la vuelta completa, el sponsor tiene que ir arriba de la bandera delante o atrás. Las bocamanas deben llevar una bandera de 3 cm. El incumplimiento de estas normas, acarrea una sanción de entre 1.000 y 500 €.

Se exige que el resto del maillot tenga fondo blanco, y se marcan los pantone exactos de la bandera.

Los 4 tipos de Maillot

Existen básicamente cuatro estilos de mailllot. En uno primero, el Maillot original del equipo, introduce, como quiere y puede, la bandera. En uno segundo, lugar, al maillot original del equipo, se le cambian los colores de fondo dándole los mismos que tiene la bandera. En tercer lugar, está la inversa del primero. Se hace un maillot con la bandera, y se le mete el patrocinador. Después, por último, está el caso de FDJ.

El primero, es el formato típico “Movistar”, o el que Tinkoff propuso el año pasado, y éste, Orica Scott. Unos maillots con adhesión. Se hacen los maillots con los patrocinadores principales, sus colores corporativos… para todo el equipo… y después, se le añade la banderita donde quepa. Es el caso de Rojas en Movistar, de Trufimov, Kreuziger o Majka el año pasado en Tinkoff, de Kreuziger este en Orica. Un desastre.

El segundo está en desuso en la actualidad, siendo más usual en equipos Continentales con campeones de países del Este cuya bandera no aparecía, sino únicamente sus colores decorando el fondo de un maillot colmado de sponsors.

El normal, e ideal, tercero, es el típico. Metemos la bandera, y en los huecos reservados a sponsor, ponemos al patrocinador. Es la Ley en Bélgica, Francia, italia, Países Bajos, Rumanía, y hasta 2009, España.

Y luego están los cuartos. FDJ. Las declaraciones de Madios se han repetido una y otra vez: “Yo no pondría nunca publicidad sobre el maillot de campeón de Francia. La bandera de Francia se respeta. Lo hablé con el director de FDJ. No tiene problemas, es comprensible.” No pocas veces, incluso ha sugerido que el reglamento contemple esta norma: “¿Por qué no establecer una norma por la que se prohíba el uso de publicidad en el maillot de campeón nacional? En momentos de Globalización, es necesaro que defendamos nuestro patrimonio. ” Y no se olvida de que esto es ciclismo profesional y lo alimenta la publicidad: “No se si el retorno económico será positivo o negativo, Hay un valor simbólico en tener un maillot vacío de toda publicidad. Es noble, prestigioso, y el público siempre sabrá, o buscará a qué equipo pertenece el corredor que lo lleve”. Nicolas Vogondy, el primer campeón nacional en ruta francés del equipo en 2002 (se creó en 1995-1996), no llevó publicidad. Tampoco Bouhanni ni Demare en 2012 y 2014. Y mucho menos Vichot en 2013 y 2016. Tampoco la llevaron los que se fueron proclamando campeones en pista, o en Cyclocross, como Fabien Sánchez o Mengin. Y entonces lo extendieron a sus corredores no franceses. Cuando fueron campeones nacionales por sus países, ni Matt Wilson, ni Hutarovich, ni Lofkvist, ni Veikkanen, o en crono Larsson y Konovalovas, llevaron publicidad sobre las banderas, a maillot completo, de sus países. Sus corredores han levantado los brazos, y FDJ no aparecía en el pecho. Pero no pasa nada. Todos sabíamos quiénes eran, de qué equipo eran, y qué lotería tenemos que jugar si estamos en Francia.

Chapeau por Madiot. Nos conformamos con menos, pero Chapeau por más.

El quinto, los variantes: excepcionales: Reino Unido y otros. Hay excepciones. Países que siguen un quinto modelo. Bien como Reino Unido y Alemania, que no llevan la bandera si no la triple banda en pecho con sponsor arriba y o abajo y cambiando alguna edición, como el maillot de Banesto de Jeremy Hunt, bien como países como Dinamarca, Suecia, Finlandia, Estonia o Chequia, que conservan el modelo tradicional de bandera completa pero cada año tiene una anchura y a veces alguna modificación como cuando Morkov en lugar de centrada la llevó más al lateral, bien como Noruega, en el que la bandera sale a full a veces, con mangas rojas, blancas o negras, otras veces cuadrada en pecho, otras en abdomen, y hace años, incluso degradada.

El Valor Publicitario

En términos de Publicidad B2C, business to consumer, ya que el B2b (to business) es más complejo y tiene otros intereses, los dos mayores beneficios que existen para el sponsor principal son el incentivo fiscal y la exposición publicitaria. Solo en algunos patrocinios de largo plazo y en países importantes se genera además una importante fidelización del cliente, si se usan las maniobras correctas.

En función de la legislación del país en que tenga su sede y/o opere la sociedad contratante del equipo, pueden existir o no incentivos fiscales, por el patrocinio deportivo, o incluso, ser más o menos deducible como gasto publicitario en el Impuesto de Sociedades. Este aspecto no perjudica en nada a la tenencia o no de un estilo de maillot.

Luego está el tema de la exposición publicitaria. Muchas empresas, y muchas de las mayores del mundo, están obsoletas. Mis colores corporativos son mis colores corporativos, son los que me venden, son los que ofrezco. Los sponsors B2C viven de la exposición publicitaria. En televisión, en fotos, en diarios, en internet. De que el logo y colores del patrocinador salga en pantalla.

En lugar de pagar como Coca Cola por el último anuncio del año (o primero, no lo se), pagan por salir en la tele durante las carreras. Imaginen cuando habría tenido que pagar Sky para tener anuncios durante todo el tiempo que salen en primera plana durante el Tour.

Ahora bien. ¿En realidad, lo que nos vende, es esa imagen? A mí, ver la palabra Lotto, no me causa ganas de apostar en su empresa. Ver la M verde sobre azul tampoco a contratar sus líneas telefónicas. El valor publicitario va más allá. Identificas la empresa, tu cerebro la asocia a un sentimiento, y este genera un deseo. Por ejemplo, cuando identificas en carrera a los Movistar, te das cuenta de que llevan años y años patrocinando el deporte que te gusta, y si necesitas una línea telefónica, a precios y servicios similares, lo mismo prefieres la de esa empresa que patrocina ciclismo.

A la cuantía de exposición no es solo que no le perjudique, es que un maillot en condiciones incluso le beneficia. Cualquier aficionado al ciclismo sabe que Valverde corre en Movistar. Pero es más, conocen la M vaya sobre verde o sobre RojoyGualda. Cuando un corredor va con una bandera tímida, ninguna cámara se parará a examinar su indumentaria especial. Cuando vaya con bandera grande, atraerá más a las cámaras. Tendrá más minutos de TV, y eso es al final lo que importa.

Pero es más. Nadie para en Diciembre a mirar cómo es el maillot que el próximo año llevará el Campeón de España, mientras se invierten minutos y minutos en meter en Google los términos Boasson Hagen, Kristoff y cía buscando el de Noruega, o lo mismo con el de Suiza, Bélgica y demás. La gente tiene gana de verlos, los busca, y eso es publicidad y posicionamiento.

El merchandising también está ahí. Haz un buen maillot, llena las carreteras de tu maillot portado de aficionados, y será mejor publicidad que ninguna otra. Es más, puede multiplicar el efecto boca a boca.

El Mensaje

¿Qué mensaje se da con un maillot de campeón Nacional? Está tan claro como el agua (de algunos sitios). El que lleva el maillot nacional es el mejor corredor de … . Los aficionados ciclistas más asiduos, sobre todo los que hemos competido en cualquier categoría alcanzamos a entender que el ganador de una carrera tiene que ser bueno, pero no el mejor del mundo, del país, o de esa carrera necesariamente, aunque sí ese día, si metemos en el concepto de mejor el resto de factores que deben entrar: fondo, táctica, velocidad en llegada, gestión de recursos..

Pero para el más asiduo, y éste es el más afectado por la publicidad individual por corredor por que los asiduos sabemos quién patrocina a quién y qué venden aunque vayan de blanco y sin inscripciones, el término de Campeón del Mundo o Campeón Nacional equivale notablemente al de El mejor del Mundo y el Mejor de X País.

Sin embargo, las grandes corporaciones lo confunden a veces con un mensaje patriota. Estoy 100% seguro de que una de las razones por las que Movistar no querría ver en el equipo que patrocina una bandera española a full es por que tendría miedo a que se relacionase por el consumidor final los términos Movistar con Telefónica, con Empresa Española, y ello dificultara sus operaciones comerciales en terceros países.

También puede tener relación con ello, el hecho de que los dos principales accionistas de la firma Telefónica sean BBVA y Caixa, que aunan más del 10% de la firma. Pero no entremos ahí.

Si tú problema para mostrar una bandera son sus implicaciones comerciales, diversifica. Me estarías diciendo que quieres usar el equipo para Vender Multinacionalmente Movistar, pero no se observa. Hay un grupetto Colombiano, pero en torno a Quintana (aunque Urán y Soler demuestran que los intereses son previos), algún portugués, alemán, un ecuatoriano, un británico, un australiano y dos italianos. No se ve mucho interés al estilo.

Da el mensaje de que tienes al mejor de tal país. Y el páis comerá de la mano de tu producto. Que Valverde, Nelson Oliveira, Dowsett, Malori, Betancur, Andrey Amador, o cualquier otro del equipo, levante los brazos en una carrera y lo que muestre sea tu gran logo pero en medio de una gran bandera de su país estaría enviando a los consumidores el siguiente mensaje:

Él es el mejor de su país. Reperesenta al triunfo.

Y usa Movistar/monta suelos QuickStep/contrata sus pensiones en Ag2R/usa una Trek/ apuesta en LottoNL.

Hazlo tú para ser también el mejor.

El Marcaje

Por otro lado, está el marcaje, un importante inconveniente. La maldición del maillot arcoiris no existe. Es una conjugación entre las sobreexpectativas creadas, por las que se asocia al campeón del Mundo con el mejor del Mundo, y por tanto, los que creen que ganar es solo cuestión de ser el mejor, que lo es (pero en el sentido de todos los aspectos y no en el simplista), le exigen ganar toda carrera.

Además, está el tema del marcaje. Todo el mundo sabe que Peter Sagan es una rueda muy buena para cualquier corte. Si está Peter, hay muchas posibilidades de que sea el bueno. Cuando vas en la bici, a 50, y apenas ves el culo del de delante, muchas veces ni siquiera sabes quien es. Por muy identificable que sea ante las cámaras, puedes confundir perfectamente a Peter Sagan con Bodnar cuando vas rápido, sobre la bici, pendiente de otras cosas más, y con el corazón a mil por hora.

Si Sagan lleva el maillot arcoiris, es más fácil de marcar, no tienes q buscar si es o no es, directamente lo sabes. Y lo mismo pasa con Valverde, por ejemplo, en cualquier carrera de las Ardenas. De ir a bandera completa, sería mucho más difícil de confundir con sus compañeros, por mucho que en el grupo de 25 que se van quedando en el tramo final de una Lieja, todos se conozcan y les baste con ver la forma del gemelo del de delante para saber de quién se trata. Pero a veces, el ciclismo se trata de una cuestión de un solo segundo y un solo duro. Si reaccionas tarde, se te ha ido. Si gastas el duro, no tienes otro.

Y si por el rabillo, ves que lo que ataca es un maillot de Movistar en rojo y gualda, reaccionas sobre la marcha, y gastas el duro, pero lo gastas saliendo a la rueda ganadora.

No son pocas las veces en que se repite esa situación. Corredores y corredores que saltan, y nadie les sigue, hasta le dejan ir. Y muchas veces sin saber quiénes son siquiera. Salta Sagan, y van 40 detrás. Véase el pasado Eneco.

Buenas Polémicas

Con todo ello, no han sido pocas las polémicas en torno a estos maillots.

El primero, el caso de Nibali. En Astana. Venían de ver unos buenos maillots de campeón nacional de Santaromita y Pellizotti tras llevarse el palo cuando a Visconti le fichó Movistar desde Farnese Vini y le cambió la tricolore por una minúscula bandera en pecho y hombro primero, en pecho solo después. Esperaban que Nibali, icono del ciclismo italiano, llevara una gran Tricolore sobre el maillot de Astana. A Kangert, Grivko o Bozic, le habían cambiado el celeste por un full blanco con la bandera el años anterior. Vaitkus incluso había tenido un maillot negro con la bandera en triángulo y cambiando los colores de las letras Astana.

Pero en 2013, aunque entrara mucho italiano, el Manager pasó a ser Vinokourov, Astana y Kazajstán aumentaron su implicación y el equipo se ‘nacionalizó bastante’.

Nibali tuvo que presentar una tímida maglia con bandera al pecho, y estrecha. Con él ganó la etapa segunda del Tour, en Sheffield, pero la polémica estaba servida.

El 3 de Julio, ya lanzaba la federación el anuncio sobre el acuerdo con Astana para la tricolore. Astana incluso había pedido que su logo no apareciera sobre el blanco de la tricolore. Había una particularidad. Astana no es un sponsor de una empresa, sino una ciudad Kazaja que trata de promocionarse, y por tanto, no tendría ningún sentido que su nombre apareciera en mitad de una bandera italiana. Por ello, pidió a la Italiana, no aparecer sobre el blanco.

Y la italiana lo aceptó alegando que el modelo presentado por Astana respetaba la identidad de las dos naciones, la Italiana y la Kazaja. Las críticas fueron muchas, de los tifosi, De los medios… Solo se redujeron por la ferrea defensa que Nibali ha hecho siempre de un ciclismo italianísimo, siempre dándolo todo por la tricolore, los tifosi, el nacional, y las carreras de casa.

Con Visconti también había habido polémica, pero la FCI admitió el diseño de la maglia, de manera distinta a lo que ocurrió con Pozzato. Llegó a usar 5 maglias en 12 meses.

En primer lugar, Katusha le diseñó una Maglia que conservaba en el abdomen los edificios rusos de la Plaza Roja, pero coloreados con la tricolore. La FCI dijo que nanai, y aceptó una nueva versión en que la bandera aparecía sin enmarcar las ciudades, que no aparecían. Y llevó otra más, con la bandera en vertical incluyendo culotte, para luego volver al diseño anterior, con la franja horizontal normal, y llevarla también en 2016, salvo en la Roubaix, donde la llevó sobre fondo negro en memoria del fallecido Franco Ballerini. Pozzato nunca le dio importancia. Ni Nibali. Hasta se reían. Italianos siempre, siempre han honrado el campeonato, la bandera y las carreras de casa, no necesitan que la bandera sea más o menos italiana para sentir que la llevan.

Otro es el caso de Movistar. Movistar es quizás el equipo más conservador del plano WT. Desde 1980, todo ha sido progresivo, y quizás los únicos cambios drásticos del equipo hayan sido la retirada de Perico y Miguel, la de Echavarri, y el cambio de la permanente Pinarello por Canyon. dejando otra vez una marca que solo habían dejado cuando Banesto cambió por Caisse, y en los inicios, cuando llevaban Benotto y Galli. El staff también se ha mantenido muy progresivo, sin mucho cambio, y salvo Stephens y Ledanois, todos iban siendo antiguos corredores de la casa.

Desde 1982, la estructura ha ganado 16 campeonatos nacionales de 25. Entre ellos, todos desde 2010. y desde 2003, todos menos 2005, 2006 y 2009.

Con Banesto, ya hicieron alguna cosa rara, aprovechando las bandas del pecho para meter la bandera, o poniéndole al de Miguelón solo bocamangas y cuello, pero por otro lado, ONCE, Vitalicio, Kelme y Costa de Almería les impidieron vestirla tan a menudo en aquel principio de siglo. Con Mancebo, se acercaron a la normalidad, con una bandera en degradado, que sin embargo, perdía identidad por el gran loo de Illes Balears y por que parecía más un naranja degradado llamando al sol, que un rojoygualda. Saunier y QuickStep, como los otros equipos nombrados antes, hicieron maillot al uso, y el de Purito con Caisse no estaba mal. Las bandas de la bandera tenían un degradado raro tipo triángulos del Corte Inglés, pero era algo aceptable. Y entonces, tras el campeonato de Valverde, le meten un maillot negro, igual que el del equipo, con dos o tres banderitas minúsculas. Hubo críticas. Tras un buen maillot de Rubén Plaza en Liberty, volvieron al estilo de Purito cuando ficharon a Plaza y luego cuando ganó Gutiérrez. Entonces, llegó 2011. Movistar sustituyó a Caisse, y cuando se presentó el equipo en Enero, Gutiérrez apareció con un maillot igual al del resto, simplemente con una pequeña franja bajo el logo y en las bocamangas. Repitió Rojas, y al siguiente año, se metió también algo de color rojo en la manga, esta vez con el logo en el gualda y la bandera más arriba y ancha. Con Herrada e Izagirre, la bandera se ensanchó y colocó debajo de la M y Movistar, y Valverde también usó durante 2015 tal maillot. Sin embargo, durante 2016, él y tras Junio Rojas, llevaron un maillot en el que la bandera se limitaba a cuello, bocamangas y un ligero toque arriba de una gran M en el pecho derecho, algo más alargado en 2017, pero que sigue sin destacar, sin diferencias de los corredores, y muchas, veces, sin siquiera verse.

El propio Valverde o Unzué lo han llegado a decir. Les gustaría una bandera más grande, pero quien paga, paga y manda. Y tienen razón.

Greg Daniel también tuvo problemas el pasado Julio cuando quiso correr con su nuevo maillot de UUEE National Champion. El chaval, corredor de Axeon Hagens Berman, el mejor equipo del mundo continental de formación en solitario toda vez desaparecidos Klein Constantia y un venido a menos Rabo Devo, ganó maravillosamente el campeonato delante de corredores WT. Ahora, está en Trek, pero como Axeon, tuvo problemas con el jersey que inicialmente le diseñaron.

Fue en el Tour de Beauce. Carrera 2.2 canadiense el América Tour. En la salida, se presentó con un guapísimo diseño para la etapa 1, pero le impidieron salir con él y obligaron a usar el que había recibido en el podio del nacional, que le estaba grande, y al que pegaron una cutre pegatina del patrocinador.

Habían pasado ya dos semanas desde el nacional. Y no podía llevar un diseño adaptado al del equipo. ¿Por qué? La USACycling denegó el diseño. Chuck Hodge, director técnico de la USAC, y anteriormente trabajador de las empresas que gestionaban el Tour DuPont, California, o los JJOO en EEUU, había preparado a instancia del Pro Commitee meses antes una plantilla de cómo debía ser el maillot de campeón nacional para uniformarlo tras años en los que, ciertamente, venía cambiando, quizás, demasiado.

El equipo tuvo suerte. De no haber tenido consigo G. Daniel el maillot que recibió en el podio de los campeonatos, tendría que haber salido sin maillot de Campeón Nacional, y habría supuesto una multa.

Es curioso, el modelo negado era el mismo que un año antes le habían aceptado para el campeón de EEUU u23. Y ahora no valía. Aquí lo tienen, era maravilloso. También había tenido problemas el campeón de Criteriums Nacional, Evan Huff de Rally Cycling, que propuso uno con las bandas rojas del abdomen horizontales. Y tuvo que cambiarlo. Greg Daniel pudo usar finalmente el nuevo maillot en el Tour de Utah, y este año, Trek le ha preparado uno precioso, también cumpliendo la plantilla anterior.

2010-2014 El cambio. Este período fue el más drástico. La nueva política de Movistar produjo el cambio de maillot nacional español, y ademásm que en 2011 visconti cambiara su precioso de Farnese Vini por el de reducida bandera, recucperándose Italia un par de años con Pelli y Santaromita, pero cayendo otra vez en la trampa con Nibali en 2014. Radioshack fue otro de los problemas. A los alemanes, les cambió el full fondo blanco, por zona de pecho y hombros negras, perdiendo esencia, en Luxemburgo cambiaron la bandera a full, por la minibandera bajo la zona negra, no recuperándose la bandera completa hasta que Jungels ganó y entró Trek como sponsor principal, También Radioshack, cambió la de EEUU, primero metiendo sus colores a la R y círculo que le rodeaba, luego reducida a la banderita bajo zona negra, continuando el ultraje Liquigas con una fea bandera en abdomen primero y una bandera francesa después. Aunque nada tan feo como lo que años antes habían llevado Leipheimer y Tyler Hamilton en Astana y Rock Racing. También Radioshack redujo a la mínima expresión la bandera suiza para Cancellara. Polonia también pagó estos años. La bandera con el animalico y el fondo blanco desapareció para poner una tímida bandera horizontal sobre el naranja CCC durante dos o tres temporadas. También Katusha provocó la reducción de su propia bandera rusa tras estar acostumbrados a esas full banderas de Ivanov. También Estonia perdió, al menos solo una temporada, su full bandera por el diseño de Astana, Y fueron los años en que AG2R y HTC cambiaron los maillots de campeón Irlandés, siempre rellenos de tréboles, por una franja verde con un trébol en la bandear. En Noruea, Katusha y Sky minorizaron mucho una bandera siempre omnipotente, que poco a poco volvió a tomar su protagonismo. Aunque los maillots anteriores eran engendros, Liquigas hizo la bandera enana para Sagan, Finalmente, Garmin lelgó a sacar un maillot con los colores, pero sin la bandera, para Robbie Hunter.

Llevarlo sin serlo. Hinault siempre dijo que odiaba ver a ciclistas aficionados y gordos vestidos de amarillo. Si bien desde siempre se había vendido réplicas del maillot amarillo, con la globalización, internet y expansión de mercado comenzó a venderse réplicas hasta de campeones nacionales. Roger Hammond, según the guardian, opinaba igual, y le parece una falta de respeto a todo el trabajo que ha tenido detrás el que lleva ese maillot para conseguirlo.