Press "Enter" to skip to content

Patrick Lefevere, por 12 victorias, casi 30 podios, y 4 plenos en Roubaix

Patrick Lefevere, profesional a final de los 70 durante unos pocos años, en los que llegó a ganar una Kuurne y una etapa en la Vuelta a España, es director desde que colgó la bicicleta, en 1979. Empezó en el mismo equipo para el que días antes daba pedales: el Marc Zeepcentrale-Superia de De Vlaeminck, Van den Haute o Van Springel. También de Gary Wiggins, por si os suena de algo. Fue pasando por VRD, Capri Sonne, Lotto-Eddy Merckx, TVM, Domex- Weinmann, luego Weimann… En la mayoría, coincidiendo con Walter Godefroot hasta que éste se fue a Telekom.

 

Y llega 1991. En aquél año, se formó para 1992, con base en el Del Tongo, el GB MG Maglificio, un proyecto fusión entre los belgas Vlaeminck y Lefevere y los italianos Paolo Abetoni y Enrico Paolini. Co-mánagers. Tenían a Vona, Tchmil, Eros Poli, Rebellin, Jaskula, Cipollini, Ballerini o Baldato. Luego también a Museeuw, y Peeters, y después a Rolf Sorensen, pascal Richard o Sciandri. Sobra decir lo que consiguieron en tres años en el Giro, la Paris Tours, el Tour, o las clásicas.

 

Luego pasa a ser director en Mapei en 1995, el mejor equipo del mundo y uno de los mejores de la historia. Del NeoBoonen al león de Flandes, Museeuw, los Tafi, Bafi, Nardello, Bodrogi, bettini, Ballerini, Freire y mucho más.  Y más logros en cada esquina del planeta ciclista (reducido entonces a Europa).

Crea el Domo Farm Frites en 2001 con Marc Sergeant y Hendrik Redant, y los iconos Vainsteins y Museeuw, que ganaron las Roubaix de 2001 y 2002, o los jóvenes Hoste, y Nuyens, campeones belgas CRI y u23, Fred Rodriguez,o Virenque y Konecny, que ganaron etapas en Tour y Vuelta. Qué vista tiene nuestro querido Patrick, que pasó a Rosseler, Nuyens, Van Goolen, o Vansummeren. También a Kashechkin, Steegmans, Muravyev, o Tankink, todos buenos profesionales aunque alguno se desviara, y alguno ganador de grandes cosas, como Nuyens o Vansummeren.

En Julio de 2002, anunciada la desaparición de Mapei, sienta las bases del equipo que crearía para el año siguiente: QuickSep Davitamon. Y de ahí hasta hoy, QuickStep ahora, con un punto de inflexión en 2012, cuando el equipo, tras un par de malas temporadas, empieza a obtener los frutos de la asociación con Bakala (Lefevere era dueño del 100%, y vendió el 70% a Bakala, el 20% a Kok, podéis ver todos los dueños del World Tour y sus historias aquí), el nuevo dueño desde 2010, y del nuevo acuerdo con Omega Pharma, que tras siete años copatrocinando con Lotto (a donde llegó tras patrocinar a Quick Step también con anterioridad), cambiaba al otro equipo belga.

 

Las clásicas. Sus queridas clásicas. Entre ellas, una, más mágica que las otras, que el resto, en el que siempre han obtenido sus equipos también buenos resultados, pero esta, la niña bonita. La París Roubaix. Aunque no debamos olvidarnos de sus Tour de Flandes, Liejas, Lombardías o Sanremos, Mundiales, Olimpiadas, los muchos años en que ha sido el suyo el equipo más laureado,  o los muchos en que ha ganado la clasificaciónde la UCI, los varios maillots a los puntos en las Grandes, o incluso clasificaciones de los jóvenes, escaladores e Intergiro en el Giro y de la Combatividad en el Tour.

 

Sus equipos, siempre se han caracterizado por cuatro rasgos básicos: Contar con campeones del mundo y nacionales (alguna vez con casi todo el equipo vestido con maillot nacional en una carrera), las volatas, contrarrelojes, y, por encima de todo, las clásicas.

Pero su carrera es la Roubaix. En élla, los ciclistas escriben historia, pero también lo ha hecho Lefevere, el mejor director de todos los tiempos en la carrera.

Co-Responsable, aunque apareciera como mero director deportivo, en MG Maglificio entre el 92 y 94, director en Mapei entre el 95 y 98, y mánager del mismo en el 99 y primera parte de 2000, del Domo Farm Frites en 2001 y 2002, y mánager del Quickstep desde 2003. Ya en Maglificio, primer equipo en que dejó de ser un director a secas para tener funciones de mánager de manera progresiva hasta convertirse en definición pura de tal figura en ciclismo, consiguió meter dos años seguidos a Ballerini en el podio, también a Baldato en  el 94.

Desde el año siguiente, su primero en Mapei, 1995, Lefevere ha conseguido 12 victorias, más de 25 podios (28), y, !alucinante!, !CUATRO PODIOS COMPLETOS CON SUS CORREDORES EN UN PLAZO DE 6 AÑOS!

Le han ganado Roubaix, con Mapei: Ballerini en dos ocasiones, Museeuw en dos, y Tafi; en Domo, Knaven y Museeuw, en QuickStep, Boonen cuatro veces y Terpstra una.

En la Roubaix 1991, con el Weinmann Eddy Merckx como director, ya vio subir al podio de Roubaix a Carlo Bomans. En el 93 y 94 con GM MG Maglificio, a Ballerini y Baldato.

La primera, Ballerini, 1995

Tras fusionarse con Clas en 1994, Mapei acogió en 1995 a gran parte del Mapei GB. Entre ellos, a Lefevere y Museeuw, Bomans, Willems o Peeters.

En la Roubaix de aquel año se presentaron con Museeuw, Ballerini, Bortolami, Tafi, Peeters, Leysen (ahora en el staff de Lotto) y Willems. A Ballerini, Duclo Lasalle se la ganó por un tubular, solos en el velódromo, en el 93, y fue 3º el año anterior, 1994. Museeuw llegaba tras ganar su segundo Tour de Flandes una semana antes, teniendo varios podios ya en Flandes, Sanremo, y un 4º y un 7º en Roubaix.

Lefevere a contado varias veces que cuando lelvaba de vuelta a Ballerini tras la Roubaix 1993, lloraba por la derrota, y que ya en Mapei hubo que trabajar mucho con él la tácticas  por que no pensaba mucho y no paraba de atacar.

En 1995, tras ganar Flandes, querían asegurar el doblete. Atacar cuanto antes. Tenía 30 años, y Ballerini se movió de lejos. A 40, con un trabajazo de Bortolami para enganchar con Tafi y Ekimov, que estaban por delante. A 30 de meta para irse solo. Museeuw, Tafi, bortolami y cía, bloquearon cualquier intento de ataque, y el propio Museeuw le acompañó en el podio 3º tras Tchmil.

“No me creí que había ganado hasta que escuché al público”.

1996, el Primer Triplete, para Museeuw

Solo un año más tarde, tras los fichajes de Steels, Di Grande, Lanfranchi y alguno más, se habían adjudicado ya varias careras con Steels, Vandenbroucke, Bomans o Museeuw, incluidas Omloop Het Volk, E3, De brabantse, la Gante…

Y en la salida, ahí estaban, Museeuw, Bortolami, Ballerini, Tafi, Peeters, Willems, Leysen. Era el la última antes de retirarse de Olaf Lufwig, que se metió en la fuga del día, pinchó, y al cazar, se cayó y eligió no proseguir por si las moscas.

En esa fuga inicial, entraron Peeters y Willems, y como eran 21 tíos, Telekom se puso tan abloque, que cuundo capturaron, solo enganchaban 40 corredores, quedando el pelotón cabecero en 60 tíops. Peeters, Zabel y Desbiens se fueron en un sector, y Museeuw arrancó y se les unió. Quedaban 160 km. Pasaban bien, obviamente con Peeters sacrificándose.

En Arenberg, se dejaron coger por el pelotón Museeuw y Peeters, y a los otros se les cogió al salir. Entonces, unnos sectores después, en Helesmes, aún con 100 a meta, se produjo el movimiento mágico de Mapei. Un corte de 20 tíos en el que metieron a Ballerini, Bortolami, Leysen, Muuseeuw, y Tafi. Solo Michaelsen y Tcmil entre los favoritos que entraron, tenían un ayudante. El pelotón se quitó de enmedio.

Con Ballerini pinchando tres veces y cazando a Tchmil tras cada una de ellas, la carrera se decidió en cuanto Tafi, Bortolami y Museeuw se fueron.  Ballerini secaba atrás, y con más de un minuto de ventaja, Museeuw pinchaba delante. Le esperaban.

Ballerini intentó irse con Zanini tras ellos cuando Tchmil se le perdió en una curva, pero Lefevere tuvo la inteligencia de pararle. Museeuw pinchó otra vez y otra vez le esperaron.

Lefevere llamó a Squinzi. Que en qué puestos tenían que cruzar la meta. Squinzi dixit: Gana Museeuw. Y Museeuw ganó.

O no. Lefevere siempre ha dicho que Squinzi no lo decidió. Que les deseó suerte antes de la carrera, y que cuando vio que se iban los tres, le llamó para decirle que le gustaría verlos llegar juntos, que era su aniversario de boda. Dice Patrick que la decisión fue suya y que eligió que ganara el más fuerte, que era Museeuw, el de más alta jerarquía también, y que si les hubiera dejado disputarse, habría perdido su equipo. Dice siempre también, que el cabreo de Tafi no era por ganar, sino porque Patrick dijo que por haber ganado la Copa del Mundo Bortolami, tenía que hacer segundo y Tafi dijo que quería serlo por que su mujer estaba embarazada. Patrick le dijo que si no estaba conforme podía buscarse otro equipo el día siguiente y así entraron en meta.

En cualquier caso, para Mapei (empresa), cuyo lema era ‘Per Vincere Insieme’, aquello fue la gloria.

 

1998, el segundo triplete, para Ballerini

1997 no fue muy bueno para el equipo de las clásicas, que apenas ganó Brabantse, De Panne, y la Kuurne, dando al palo en Scheldeprijs, Omloop, y ocupando el tercer puesto en Roubaix y Flandes. 1998 fue mejor. Tras la PNiza de Vandenbroucke, ganaron Dwars Door Vlaanderen con Tom Steels y Museeuw se hizo con Harelbeke, Brabantse y De Ronde, donde Zanini le hizo 2º y 4 Mapei llegaron en el top10.

La autoridad de Johan fue tal en De Ronde, atacando desde el Tenbossestraat a unos 30 de meta y llegando solo a meta, que era el favorito en Roubaix. Sin embargo, cruzando Arenberg, tuvo un accidente y además de la correspondiente lesión en la rodilla, casi se le infecta y tiene que colgar la bicicleta. .

Mientras tanto, Steels se había metido en la fuga, con gente como Van Heeswijk o Diercksens. Cuando ocurre lo de Museeuw, se le complican las cosas a Lefevere. Al menos había tenido la inteligencia de decirle a Steels que no diera un solo relevo en la fuga. El pelotón se rompía, delante todos los Mapei. Tafi pinchaba y enganchaba. Y derepende, el pelotón de importantes se reducía mucho, teniendo Mapei a Ballerini, Leysen, Peeters, Tafi y Bortolami.

Entonces, Steels se cae en la fuga y queda descolgado. Por suerte, fue justo cuando se partió la carrera. Ballerini cogió unos metros,se unió a Steels, y Moncassin, Sorensen y Van Bon llevaban a Tafi y Peeters  a rueda persiguiéndolo a él. Steels y Ballerini llegaron a la fuga, y cuando quiso, Ballerini soltó a Diercksens, y se fue solo hasta meta, mientras los perseguidores, medio cabreados ya por los Mapei a rueda, iban desquiciándose, perdiendo hasta cuatro minutos.

Tremendo. Tremendo fue cuando, Ballerini, con 4 minutos ya sobre el grupo de Moncassin, Sorensen, Van Bon, Tafi y Peeters, tenía la carrera en su mano y Tafi y Peeters recibieron la orden de atacar, se marcharon solos, y entraron tras Ballerini en meta. Podio full Mapei, Leysen 8º, y  Ballerini, Zanini y Museeuw quedaban como 1º, 2º y 4º en la Copa del Mundo.

1999, Tafi tenía que ganar alguna

Con mucho pundonor, Museuuw había vuelto de su lesión, sido 2º en Kuurne, 6º en Omloop, ganado Dwars Door Vlaanderen, sido 4º en Brabantse y 3º en De Ronde en aquella magnífica lelgada con Van Petegem y Vandenbroucke. Bartoli había ganado Brabantse, Steels en De Panne y la Gante, y allí estaban en la salida de Roubaix. Ballerini se había ido a Lampre, y allí estaban:

Museeuw, Tafi, Peeters, Steels, Zanini, Nardello, Leysen y Fornaciari.

Debido a la peligrosidad de Arenberg, se hacía este año en el sentido inverso. Un ato después, se hizo un grupo perseguidor y entró Tafi, mientras en cabeza quedaban solo 4 y entre ellos Steels.

Obviamente, había un Mapei en la fuga, Steels, y entonces, con Steels en cabeza, Tafi en un grupo cerca, la cabeza del pelotón rompió con los mejores y cogió metros, con Ballerini y Museeuw.

El grupo de Steels y Tafi se fusionó entonces con 13 tíos entre los que estaban Hincapie, Planckaert, o Vandenbroucke. Quedaban 60 kilómetros.

En Mons en Pevele, Tafi se fue, y solo pudo seguirle Leon van Bon. Les cogen. Pincha Tafi. Peeters le espera. Llega, y tal como lo hace, ataca Tafi, le cogen, y se queda en un grupo con Peeters, De Jongh, Knaven y Vandenbroucke. Quedaban 45 km.

7Otro sector hizo cambio de cromos y en el primer grupo quedaron Tafi Peeters y Steels con Vandenbroucke, Van Bon, Planckaert o Hincapie. Y Tafi volvió a atacar.

Ahora sí, el bloqueo de Peeters y Steels fue maravilloso, y con 30 a meta, Tafi se fue a los 20 segundos, leugo a los 30 y a los 40. y al minuto y cuarto, y a los dos minutos. Con 5 a meta, Museeuw intentó llegar a los perseguidores desde el pelotón, pero estaban muy lejos.

Tafi, que tenía un Lombardía, un 3º en Roubaix y un 2º el año anterior, cumplía su sueño, entrando por primera vez solo en el velódromo para ganar la carrera de su vida. De la forma en que siempre lo había soñado, y aún no sabía que a su Lombardía, Nacional y esa Roubaix, iba a añadir una Paris Tours y una de Ronde. Precisamente con la tricolore italiana cruzaba el velódromo.

Y levantaba los brazos.  Atrás, otro Mapei, entraba en el velódromo, Peeters. En solitario, segundo. Y pocos segundos después, Steels ganaba el sprint por el tercero a Hincapie, Jo Planckaert, Van Bon, o Vandenbroucke.

Tafi dijo después que Lefevere le había dicho por la mañana que era su turno, ya que Museuuw no se veía para disputar, el equipo trabajó para él, y ganó. Además del triplete, Museeuw fue 9º. Sobre Steels, que había sido imprescindible, Lefevere contó a Cyclingnews como no le prohibió correr Flandes, lo que el público clamaba por ir con el maillot de campeón belga, pero como sí le recomendó no hacerlo por que le soltarían antes del Muur, no recuperaría para Gante, y tampoco para Roubaix. Acertó Lefevere, pues Steels se cayó, pinchó, y aún así, hizo 3º.

2000, La última de Mapei, la de Museeuw

Era el año 2000 y Mapei tenía a Freire, a Bettini, a Pozzato, a Paolini, al Ttriqui, a Cancellara, Bartoli, Rogers, TOnkov, Nardello, Steels, Baffi, Zanini, Noe, Faresin…. Habían ganado en las clásicas la Omloop y Brabantse con Museeuw, y una etapa en De Panne con Steels. En Sanremo, Freire fue 3º.

Sin embargo, las cosas no habían ido bien en Flandes , donde ni entraron en el top20, con Nardello, Tafi y Peeters, tras un ataque de Museeuw que llegó a ir, que no irse, solo mucho tiempo hasta que el trabajo de los equipos de los sprinters le quitó las opciones.

En la Roubaix se plantaron otra vez casi los mismos, con Van Heeswijk como única novedad junto a Zanini, Peeters, Steels, Nardello, Tafi, Leysen y Muuseuw.

Una vez más, Tom Steels fue el encargado de meterse en la fuga. Y de los que quedaba en ella cuando fueron capturados casi a los 200 km. Ballerini había intentado atacarles, pero Tafi lo cogió con una pata.

Entonces Mapei lanzó por delante a Van Heeswijk, que hizo de puente cuando le cazó Museeuw con Frankie Andreu, que se había ido antes y al que cogió en Mons en Pevele. Se plantaron en un minuto de ventaja. Cuando Van Heeswijk estuvo bastante quemado, Museeuw se fue solo. Metió 2’40”, aún con 26 kilómetros por delante, pero viento de cara. Atrás, el dorsal 1, Tafi, secaba todo. Aunque casi le pillan en un arreón de Vainsteins, Hincapie y Wesemann, los Mapei les cogieron y Museeuw lo tuvo hecho.

Entró solo y ganó. con 34 años y tras lo de la rodilla. Con crudeza dijo “Es un sueño. Hace dos años casi pierdo la pierna”.

Tafi pinchó justo antes del velódromo y aún así fue 10º, Zanini fue 5º y Peeters 11º. Zanini hasta pidió perdón por no entrar en el podio tras decidir sprintar por fuera en el velódromo.

Encima, crearon discrepancia entre US Postal, Rabobank, Telekom y Farm Frites, que se echaban en cara no trabajar contra Mapei cuando Zabel les dijo que pararan a sus gregarios.

Tras la victoria, Lefevere tuvo que ser llevado al hospital por encontrarse indispuesto. Estrés, y bajo nivel de azúcar, no sabía lo que le llegaba.

Hay que decir, que esta vez fue decisión de Museeuw. Atacar desde lejos, y luego, con viento de cara, no seguir con Andreu e irse solo.

2001 Knaven, Barro, Triplete Domo

En verano de 2000, mientras Zanini, Bettini, Steels, Freire, Axel, Bartoli, o Tafi ganaban en Tour, Vuelta, Paris Tours, o sus nacionales, Lefevere anunciaba el cambio de aires. Se iría a Domo. Mapei era un equipazo, pero era italiano. Le llegó la oportunidad de crear un equipo a su gusto, el Domo, que sería Belga, y luego encima llegó la fusión con Farm Frites. Además, en Septiembre, le diagnosticaron un tumor en el pancreas.

Manos a la obra. Él, Redant y Sergeant. Con un Museeuw que había tenido un accidente de moto y trabajó tanto para volver como tras la caída de Arenberg. DeClerq, Bruylandts, McEwen, Magnusson, Kleynen, Moerenhoy o Knaven se quedaron de Farm Frites, de Mapie vinieron Museeuw, Van Heeswijk, Hoste, Merckx, Peeters y Fred Rodriguez.  Ficharon a Virenque, De Wolf, Vainsteins, o Milesi, y pasaron a Kasheckhin, Cretskens, Vanthourenhout, Konecny, Vereecke y Wadecki. Si hubiera querido, Van Petegem también habría estado, pero no respondió al principio a Lefevere y este no iba a andar esperándole.

Domo era una empresa de moquetas y por eso no tuvo también a QuickStep, como si consiguió llevarse a Latexco. Farm Frites era efectivamente una empresa de patatas.

Aunque ganaran en australia, nacional CX, Mallorca, Niza y Tirreno, las clásicas fueron un desastre. Wilfried Peeters fue 2º en Dwars Door Vlaanderen, pero él y Knaven no fueron capaces de cazar a Eeckhout. En Sanremo, Vainsteins fue 3º, como 1º, ya que ganó Zabel y le secundó Cipollini. A Axel y Bruylandts, Boogerd y Sunderland les llevaron fácil en Brabantse.

En De Ronde, Vainsteins y Museeuw ni siquiera entraron en el grupo que se disputó la llegada, ni en la Gante. Sus rivales, los Rabo neerlandeses, los otros belgas, Lotto, y el ex equipo, Mapei, habían ganado una o dos clásicas. Ellos estaban así. Mal.

Museuuw, Vainsteins, Knaven, Peeters, Cassani, Milesi, Cretskens en la salida. Con la presión de no estar ganando, con las  ganas de nresarcirse. Iban a vivir una de las más infernales de la historia.

Embarradísimos prácticamente de salida. Cada sector era una piscina de barro. había fuga por delante, y el pelotón se rompió. En el primero de los grupos del mismo, quedaron Peeters, Vainsteins y Knaven. Museeuw tuvo que unirse en St. Python, a tope con Hincapie para enganchar. Apenas había empezado la guerra y Tchmil, Ballerini (que se retiraba) o Tafi estaban eliminados, apenas una veintena seguía delante disputándose. Museeuw se puso a tirar de este grupo, acercó a la fuga. En Arenberg, Gaumont se rompió el fémur mientras Museeuw lanzzaba por delante a Peeters persiguiendo a Hincapie.

George pinchó y Peeters le pasó. Museuuw pinchaba y pinchaba pero se mantenía en el grupo. Hincapie se vengó de Peeters cazándole tirando con Mattan, Wesemann y cía. Y Museeuw volvió a pinchar. Hincapie, Diercksens, Vansteins y Kanven juntos, Peeters unos metros por delante aún, Museeuw pinchado. Peeters se quedó en cuanto lo cogieron, a esperar a Museeuw, que con él persiguió a muerte y enganchó a 12 de meta.

Otra vez, Domo en superioridad. A 10 de meta, había que asegurar la victoria, y el primero en intentarlo fue Knaven. Sacó rápoido ventaja, y entró solo en meta y luego, también Museeuw entró con unos metros sobre el resto. Y Vansteins ganó el sprint del rupito. Habían hecho otro triplete… !Pero es que Peeters hizo 5º!

Ni que decir tiene, que Hincapie y Diercksens, que pelearon los dos solos con 4 Domo, dijeron que eran muy fuertes y la superioridad era bestial por número, pero jamás se quejaron de ello. Vansteins lideraba tras aquello la copa del Mundo.

Por la mañana, Lefevere, había subido al bus y ante la falta de victorias les dijo que era la última oportunidad y había que luchar como locos.  Así lo hicieron, y cuando Lefevere ordenó atacar a más de 100 km de meta, la carrera explotó en mil pedazos.

2002, Museeuw, a los 37, Domo Farm Frites

Con 37 años a cumplir en el Octubre de después, Museeuw ganó su última Roubaix. Los mismos años que cumplirá este Octubre Boonen, que también nació en el Mes de los Libras, uno el 13, otro el 15.

Era 2002, y los Domo ficharon a Van Goolen, Van Bon, Koerts, Blijlevens, y ahora sí, Frank Vandenbroucke, que no ganaba ná desde 1999. Wilfried Peeters se había retirado.

En la salida, Lefevere tenía a Museeuw, Cassani, Van Heeswijk, Knaven, Cretskens, Milesi, Fred Rodriguez o Koerts, un equipo con cambios. Van Bon y Vainsteins lesionados. No habían ganado nada aún, y había mucha presión. En Het Volk ni se les vio, en la Kuurne, fueron 3º con Cassani, en Dwars Door Vlaanderen nada. EN E3, Museeuw llegó en un corte persiguiendo a Planckaert y Pieri, y en De Ronde, Tafi llegó por delante del grupo en que iban él, Van Petegem e Hincapie, que sufrieron lo que Museeuw había hecho durante mucho tiempo, la doble baza de Mapei, con Nardello cubriendo las espaldas a Tafi que atacaba a 4km. Fred había sido segundo en la Gante.

Precisamente, también en la salida, pero vestido de Us Postal, estaba Tom Boonen, que luego sería el nuevo “hijo de Lefevere”. Era la edición centinaria de la carrera. El trío Mapei Tafi, Nardello, Zanini, salía como favorito, y además de los Domo, estaban Van Petegem, Hincapie y los de siempre.

Comenzaba la carrera también con la exclusión de Acqua & Sapone debido a que Cipollini, yendo líder de la Copa del Mundo, pasaba de participar.

La primera fuga se hizo con el viento. Solo con 40 km de carrera, el viento y las lluvias provocaron unos abanicos quedjó en cabeza a 33 hombres, mayoría DOmo y Mapei. Luego se fueron 13 tios, y  entre ellos entraron los Domo Cassani y Van Heeswijk, que se quedaron a rueda. US Postal se puso a bloque.

En Arenberg, Cassani se fue de la fuga, y Museeuw reventó al grupo cazador, quedándose él con Michaelsen, Hincapie y Wesemann y unos pocos más como su compañero Knaven. En la fuga, solo quedaban Cassani y Van Heeswijk, el bueno de Boonen, de estreno y neo pro, y unos pocos más, como el Mapei Bodrogi.

Museeuw terminó de irse de su grupo solo con Hincapie, Knaven y Michaelsen, y cuando cogió a la fuga, eran cuatro Domo.  Casi la lía. Por que al poco atacó y se llevó cerca a Hincapie y Boonen. Mientras Wilfried Peeters le hablaba desde el coche, solo el duo US Postal le anmenazaba, con sus Domo cubriendo el siguiente grupo.

Voló y acabó metiéndole a sus rivales 3 minutos. Hincapie se cayó en el barro, y Boonen llegó a esos 3 minutos con Wesemann. Van Heeswijk y Cassani hicieron 8º y 10º, Knaven 13º. 36 años. 10 pruebas de Copa del Mundo. 3 Flandes. 3 Roubaix.

Para Lefevera era la quinta Roubaix consecutiva. Entre 1998 y 2002 sus chicos ganaron todas las Roubaix. De hecho, de momento, desde 1995 a 2002 ganaron todas menos  1997. 7 de 8.

2005, Tom Boonen desecha la sequía

En 2003, Lefevere planeó una fusión de su equipo con Lotto, en la que estaba también metido Merckx y no le gustaba a Sercu. Sin embargo, Lefevere cambió de dirección y acabó sacando el QuickStep que fue una mezcla entre lo que tenía en Domo y lo que había en Mapei. Se separó de Sergeant que fue a Lotto, con Redant, pasando a ser sus segundos Peeters, Guercilena, Parsani o Crespi. Con bicis Time.

En las dos primeras Roubaix del equipo, Knaven hizo 7º en 2003 y Museeuw 5º en 2005, la de su retirada, privándole un pinchazo de disputar la llegada y entrando por tanto de la mano con Van Petegem, que le reconoció su mérito honrándole en la última vuelta, tras ser uno de sus grandes rivales.  Bettini venía siendo el salvador el primer año, ganando Sanremo, nacional, HEW Classics, San Sebastián, y el segundo, además de sus victorias en Tirreno, Olímpicos y mucho más, estalló Boonen, y michos más ganaron, en el Tour y otras muchas carreras.

Para 2005, Lefevere reforzó el equipo con Pozzato, Trenti, Engels, Rosseler, o De Weert. Museeuw retirado.

Boonen había sido un abuso en 2004, ganando además de sprints en vueltas, el E3, la Gante y Scheldeprijs. Y este 2005, Nuyens, al que pasó Lefevere, ganó la Omloop, Boonen el E3 y su primer Tour de Flandes, atacando a 10 de meta y llegando solo.  Y aún no sabía que iba a ganar el Mundial a final de año.

Hammond, Hincapie, Backstedt, Wesseman, Cancellara, y cía salían como favoritos, y Van Petegem como el expero tapado. Tras control antidoping de hasta 31 corredores por la mañana, (los franceses y T Mobile), salió la Roubaix. Boonen contaba con Hulsmans, Tankink, Knaven, Nuyens, Trenti, Pozzato y Cretskens.

Fassa controló la primera parte, y QuickStep entró a endurecer cuando quedaban 100 km, con Tankink, mientras abandonaba Van Petegem. Tras series de Pozzato y Hulsmans, se partió todo, y Boonen le da tal continuidad que se va solo con Van Bon, Michaelsen, HIncapie y Backstedt, enganchándoles de nuevo Pozzato, Flecha y Cancellara. Pozzato acabó quedándose y con muchos compañeros se integró en el grupo perseguidor, cubriendo.

Boonen iba haciendo sufrir a todos, y soltando a los cazados, ya eran cabeza de carrera, mientras que Hulsmans y otros Quick se filtraban en cada corte, desquiciando a perseguidores como Wesemann y Van Bon. Mientras que a Flecha el coche le decía que no pasara, Hincapie se desquiciaba con eso y Boonen le daba igual, no como a Wesemann. El otro era Backstedt.

Michaelsen pinchó a 15 de meta, y cuando Boonen relevaba, la mitad hacían la goma. En un momento se queda Backstedt, aunque Hincapie y Flecha daban los relevos a Tom muy cortos y tímidos. Tenían que atacarle, es más rápido, y no lo hacían. Entraron juntos, Hincapie delante, Boonen a su rueda. Tras subir al peralte, Flecha tomó la delantera, pero lanzó muy lejos, toda una vuelta, que sirvió de lanzamiento a Boonen para bajar, coger la interior, y no tener rival.

Al tercer año fue la vencida en Roubaix para el equipo, la primera de su pequeño Boonen, con el que a Lefevere le pareció incluso más fácil que las de Museeuw, que nunca fue capaz de hacer doblete porque tras ganar Flandes se le venía encima la presión.

2008, Boonen al rescate.

A QuickStep no le había ido bien los dos años anteriores en el pavés francés aunque entre 2006 y 2007, Boonen ganara 2 E3, Flandes, Scheldeprijs, Kuurne y Dwars Door Vlaanderen entre otras muchas más carreras y el maillot verde, Bettini dos mundiales, un Lombardía,  Nuyens una Kuurne, y en fin, todo lo demás que Quick Step seguía ganando.  En tres inviernos, habían perdido a Pozzato, Bramati, Knaven, Nuyens, Paolini, Zanini y Van Petegem, que se retiró en 2007. Pero habían llegado gente como Van de Walle, Van Impe, Tosatto, Steegmans, Wynants, Seeldraeyers, y sobre todo, Devolder.

Por segundo año con Specialized, los mayores cambios en el staff fueron la llegada de Bramati tras retirarse en 2006, o de Dirk Demol solo para este 2008, que entrenaría a Boonen y Devolder.

Comenzaron 2008 arrasando. Tras el habitual espectáculo de Qatar, Boonen y Devolder moharon en California y Algarve, DE Jongh ganó la Kuurne y Steegmans does etapas en Niza. La Nokere fue para Weylandt, y De Ronde, para Devolder con una cobertura perfecta de Boonen.

Su gran rival era Cancellara. Le ganó la de 2006 solo, el año del paso a nivel, en 2007 fue 19º pero ganó su compañero. Ese 2008, llegaba de ganar Strade Bianche, Tirreno y Sanremo. A Boonen, en 2006 el ataque de Cancellara y el tren le dejaron sin Roubaix, sobre todo Cancellara. En 2007, fue la de O’Grady.

Y ese 2008, Tommeke quería ganar. Era necesario. Había cubierto a Devolder en Flandes, quería ganar en Roubaix. Salió con Devolder, De Jongh, Weylandt, Tosatto, Cretskens, Hulsmans y Wynants.

La fuga no se hico hasta el kilómetro 80, pero el pelotón corría ignorándola, CSC reventando tras Arenberg. Solo 28 tíos salieron juntos de Arenberg, entre otros, con Devolder y Boonen, Cancellara y O’Grady, Ballan, Hincapie o Wesseman. Cancellara tenía otros tres corredores y Boonen igual. Flecha y Pozzato tras un corte por caída engancharon. El ritmo, y un movimiento de Van Summeren provocaron que se quedaran solo 8 tíos delante, Boonen y Devolder, Cancellara,, Ballan, Maaskant, Van SUmmeren y Hoste. Entonces Peeters mandó por delante a Devolder, y O’Grady con él se fue. Quedaban 40 km. Van Summeren les cogió para Hoste (muchos de los que estropean ésto con sus críticas se preguntaban quién era cuando ganó en 2011, como si fuera nuevo), y luego se quedó. Entonces, fue cuando Boonen arrancó con todo, Cancellara le salió atento, le dio continuidad, y solo Ballan pudo aguantar el arreón.  Los tres se liaron a relevos a muerte hasta Roubaix. Alguno a mala leche, pero ningún ataque. Boonen fue el que más tiró, el que mejor piernas llevaba, Ballan casi se queda en Mons en Pevele, pero llegaron juntos.

Ballan lanzó y Boonen les soltó de rueda mientras suizo e italiano sprintaban, cuasimuertos, sentados.

2009, el Hat Trick de Boonen

Era 2009 y Boonen para sus clasícas había perdido a Steegmans y Cretskens, aunque había conseguido lo mejor que le podía llegar, Chavanel, de Cofidis. Además, también Pineau, Devenyns y algo más.

Habían ganado Down Under con Davis, Qatarr con Boonen, Kuurne con Boonen Samyn con Weylandt, Dwars Door Vlaanderen con Van Impe, y una vez más, doblete, consecutiva, el Tour de Flandes con Devolder. Boonen, tras Qatar e había encontrado con Cavendish en California, una caída le impidió disputar la Omloop, ganó la Kuurne, cubrió a Van Impe en Dwars Door e hizo 3º, Pozzato le ganó el e3 en mano a mano, en De Ronde cubrió a Devolder, y en la Gante no se metió en líos.

Salía el equipo en Roubaix con una escuadra de lujo: Chavanel, Weylandt, Van Impe, Weynants, Devolder, De Weert, y Tosatto. Lefevere lo había dejado claro en la previa a los medios. Es durísima, pero hay que estr al frente del pelotón todo el día para ganarla. Así ha sido siempre. A Museeuw o Boonen difícilmente le han cogido a medias del pelotón cuando este explotaba en mil pedazos.

El caso es que se salió a muerte. Y como no venía ocurriendo recientemente, se formó la fuga en solo una hora, y Boonen llevaba gregario: Wynants. Boonen en primera persona lideró el grupo la mitad primera, peligrosa de Arenberg y salieron todos los favoritos, cazados 10 km después por sus gregarios, entre otros, Chavanel y Devolder. Saxo Bank se puso a hacer un abaniceo entonces, mientras conseguían volver Hincapie o se quedaba Wigginis, y luego Boonen e puso a tope a falta de 65 km en Beuvry.

De allí, donde una moto se comió al público, salieron Boonen, Flecha, Quinziato, Haussler, Vansummeren Cancellara, Pozzato o Weylandt y cogieron a la fuga. Entonces ataca para probar Boonen, pero nada. Weylandt si coge metros con Flecha Haussler y algo más, y no pasa a relevos, Boonen lo intenta, pero lleva a Hushovd y Pozzato, aún así, engancha. Chavanel intenta llegar par ayudarle, pero le siguen y llegan todos. Cancellara sale al nuevo ataque de Boonen, y ahora es Chavanel el que se va con Haussler, pero este no pasa y les cogen.

En Mons en Pevele Boonen a tutta, viento favorable cuneta, hace un pequeño corte, Pozzato le releva, han entrado Flecha y Hushovd, Hoste y Van Summeren, estos dos compañeros. El corte está hecho. A Boonen le daban hata relevos, aunque le hacían la jugada de no pasarle cuando bajaba al coche. Pinchaba, cambiaba bici, enganchaba, a muerte.

Cancellara, eliminado, se quedaba hasta de Liquigas, como antes le había pasado a Hincapie. A Silence, le empezaban a dar la responsabilidad, con sus dos corredores, aunque Boonen, Pozzato y Flecha no se cortaban pasando, los dos con las mejores piernas. En Champin en Pevele, tras verse a Boonen tirar de pinganillo,  Silence entra fuerte, Flecha ataca tras ver que habían sacado unos metros, y Boonen, atentísimo cierra corriendo el hueco. Pozzato era su rueda trasera, una lapa, Hushovd hacía fuerte la famosa curva de izquierdas, y Flecha caía, Pozzato paraba en seco, los dos Silence, uno al suelo y el otro derrapando.

Estaban entrando en el Carrefour, y Boonen abrió gas. Su habilidad y genialidad le permitió coger la curva de izquierdas a muerte. Hushovd no fue tan bueno y se fue a la barrera, y al suelo. Boonen solo. Aparecía Pozzato persiguiendo. Momento crítico, si salía de allí sin Pozzato, era difícil que le cogiera. No podía parar, pues si atras se unían, era su perdición. Quedaban 15 km.  Eran 15″ a Pozzato, que pereguía con su habitual desarrollo cargadísimo.

Boonen entró solo al final, celebrando como quiso, arreando para que Pozzato, aún en su primera vuelta al velódromo, no saliera en la foto. Luego Pozzato al pasarle, le felicitó, segundo. Flecha tercero. Según Lefevere, fue la mejor victoria de Boonen, hasta el momento, pues aguantar ese mano a mano final con Pozzato fue tremendo. Lefevere no se tranquilizó hasta que el cámara enfocó a Pippo y vio la cara que llevaba.

2012, Boonen justifica la apuesta de Omega Pharma.

2010 y 2011 no fueron fáciles para el equipo. Perdieron a Specialized, que quiso tener a Contador y a los Schleck. Las victorias se redujeron bastante, y en dos años solo ganaron 1 clásica importante, la Gante con Boonen.Y aunque Weylandt, Pineau, y dos veces Chavanel ganaron etapas en GIro los primeros y Tour el segundo, y Barredo en la Vuelta, HTC les había robado todo el protagonismo de equipo top no vueltómano. Ni ganaban, ni disfrutaban, ni eran top.

En 2010, a Boonen se lo comieron Freire en Sanremo, Cancellara en E3 el año del trío con Flecha, Cancellara en Roubaix desde lejos, Cancellara en De Ronde dejándolo sentado en el Muur. En 2011, Nuyens y THomas evitan el sprint en Dwars Door Vlaanderen, Nuyens se lleva también De Ronde tras su corte con Chavanel y Cancellara que le privó de disputar, y en Roubaix, tuvo que abandonar tras pinchazo (el de Arenberg) y dos caídas. El Tour de 2010 se lo perdió por caída en Suiza, teniendo la etapa del pavés, y el de 2011 por caída al 7º día. Se vuelve a caer en La vuelta y se queda sin poder proclamarse por segunda vez campeón del mundo en Dinamarca.

Cambian las cosas para 2012. Vuelve Specialized, y Omega Pharma, que les patrocinó hasta 2007, deja a Lotto y vuelve a patrocinarles. Entre el enchufe de dinero, y la desaparición de HTC, se refuerzan mucho, destacando Leipheimer, Pauwels, Tony Martin, Fenn, Rabon, Grabsch, los Velits, Vandenbergh, o Kwiatko. Frente a las salidas de Wynants, Devolder, Hulsmans o Weylandt, y Van Impe, habían pado al máximo nivel a Keisse, Maes, Trentin, Stybar, Van Kerisbulck, Vermote, recobrado a Steegmans y fichado a Terpstra, sin lugar a dudas los arquitectos de muchas de las victorias desde 2012.

El inicio del año fue otro royo. Tras arrasar en San Luis, Qatar o Mallorca, VWV, Omán, Algarve y etapa en Niza también, Chicchi ganó dos clásicas, Nokere y Handzame, Terpstra y Chavanael hicieron doblete en Dwars door Vlaanderen, Boonen ganó el e3 y Gante, ambas al sprint ante Freire, Sagan y cía, Chavanel De Panne y Boonen De Ronde en un recitalaco con Pozzato y Ballan corriendo juntos contra él.

Salieron en 2012, sin Cancellara, caído en De Ronde. Boonen tenía a su lado a Terpstra, Vandenbergh, Chavanel, Steegmans, Keisse, Van Keirsbulck, y Trentin.

Boonen metió a Van Keirsbulck en la fuga, aunque se cayó en Arenberg. En el pelotón, Boonen hizo primero la primera mitad de Arenberg y Chavanel le relevó después. A la salida, se les fueron Ballan, Flecha y otros pocos, pero Steegmans dio un relevazo en un sector de pavés y mientras los cogía reventaba la trasera del grupo.

Al poco salió por delante Chavanel. Y al rato, Boonen saltó. Solo pudo seguirle Pozzato, y luego Terpstra con Ballan y cogen a Turgot.  Al paso por unas casas, Ballan y Pozzato se miran, no le cogen rueda a Boonen y este y Terpstra abren 10, 20, 100 metros. Terpstra le hace unos km, pero en Auchy Les Orchies, a 52 de meta Boonen se va solo. Terpstra se quedó cubriéndole en un ggrupo perseguidor en que Sky tenía hata cuatro tíos, pero para nada. Se habían autodestrozado en Mons en Pevele mientras Boonen volaba por delante, con un minuto de ventaja.

Aunque se movían atrás, eso solo impedía entendimiento, y Terpstra secaba todo. Ganó con 1 minuto 40 de ventaja, su cuarta Roubaix, igualando a De Vlaeminck.

Aunque una avería le impidó esa función, la estrategia habría sido aún mejor si en vez de la avería, con Turgot hubiera estado Chavanel para dar aún más ayuda a Boonen.

2014, Terpstra hace lo que debió pasarle a Chavanel.

Esto es, ganar una Roubaix. Corrió en QuickStep entre 2009 y 2013 y aunque Bonjour le había llevadoa Roubaix, no lo hizo nunca Cofidis, que solo le llevó a Flandes 2008. Lefevere lo tuvo claro desde su primer año y en sus 5 temporadas en el equipo  lo llevó a ambas clásicas, Flandes y Roubaix, todos los años salvo a esta última en 2010 , cuando Lefevere consideró que necesitaba descanso.

Pues bien, tras la victoria de Boonen en 2012, a pesar de ganar más de 50 carreras en 2012, no ganaron ni una de las clásicas importantes, con Boonen lesionado desde Gante. Paolini se comió a Vandenberh en Het Nieuwsblad, Cancellara y Vanmarcke la hicieron en una Roubaix en la que Vandenbergh y Stybar iban con ellos para quedar sin opciones por caída y cuasicaída. Cancellara la había hecho también en De Ronde y en E3, y en Sanremo, Chavanel había sido 4º. Menos mal que el resto de temporada, gracias al Giro de Cavendish, y el Tour de este, Trentin o Martin, Eneco de Stybar, mundial de Martin y mucho más, se salvó con creces.

Llegó Brian Holm al equipo, y Lefevere fichó poco. Renshaw para Cavendish se puede decir que lo único específico para clásicas de pavés, y pasándonos. Tenía equipo. Y el inicio 2014 no fue nada malo. Tras victorias en Qatar, Mallorca y Algarve, Boonen ganó la Kuurne, Kwiatko la Strade Bianche, Van Keirsbulck De Panne y Terpstra la Dwars Door Vlaanderen. En Flandes no estuvieron en sus sitios, y solo Vandenbergh, con un cuarto puesto, defendió al equipo tras km y km sin tirar de Van Avermaet, con Ochowicz llamándole por teléfono y Lefevere diciéndole que corren para ganar, no para hacer puesto.

En Roubaix, salieron Boonen, Terpstra, Stybar, Keisse, Maes, Trentin, Van Keirsbulck y Vandenbergh. Pero las cosas estaban más equilibradas. Aunque fueran los más fuertes, ahora salían 20 tíos capaces de ganar. Antes, no, el escalón entre Boonen y Cancellara y el resto era tan grande, que una vez endurecida la carrera por sus equipos, el que mejor piernas llevara ganaría. Con Mapei igual, solo tenían que revantar la carrera y en el grupo de 20 final, tendrían a 5, entre ellos 3 que podrían ser los mejores, y a jugar la baza del número o la superioridad de Museeuw. Ahora Kristoff, Van Avermaet, Wiggins, Thomas, luego Stannard, Sagan, Degenkolb, Debusschere, y muchos más salían como posibles ganadores. Endurecías, y en Mons en Pevele, seguían quedando 30 tíos, no 10 como antes, o menos.

Así los pinganillos y adaptar la táctica a cada momento es ahora indispensable, cuando antes, con dejar todo planteado de salida, y luego dirigir desde el coche hecho los cortes y solo tirar de pinganillo para averías y demás, bastaba..

Ninguno de los favoritos metió en la fuga. Y ninguno de los favoritos controló mucho al principio. Sky se encargó al rato. En la salida, nada.

Fue aquella Roubaix un punto de inflexión para muchos.. Sagan o Kristoff aprendieron que la parte trasera del pelotón no es el sitio si quieres disputar la Roubaix. Se les vio varios calentones para cerrar huecos que se les hacían por ir con la parte quemada del paquete.

Cancellara caía y enganchaba. Quickstep endurecía. Boonen atacó a 80 de meta. Terpstra a su rueda. Fragmentaron mucho la cabeza de pelotón, en decenas de grupos de 4 y 5 corredores. Entraton hasta tres Belkin, y tres BMC, los únicos que pasaron a QuickStep. A Sagan, un compañero le iba subiendo grupos, pillado atrás durante el ataque. A la salida del sector, eran 30, pero solo Boonen, Terpstra, y BMC le ponían ganas. Hushovd y otros 3 o 4 cogieron unos metros. El pelotón se agrupaba.

Boonen volvió a atacar. Pero en el grupo que formó, solo Thomas le relevaba. Se cansó, les atacó por el césped, y se fue solo. Le cogen, le enganchan Hushovd y un Belkin, y nada, ahora solo le pasa Hushovd. 50 a meta, y los propios Belkin lanzan un ataque en equipo que sirve para que se vaya Vanmarcke, le enganchan Cancellara, Stybar y más, nada. Sagan intenta engancharles, nada. Boonen intenta irse solo delante, nada.

En cuanto les cogen, aún a 24 de meta, con unos Belkin que con dos tíos delante se ponían a secar en vez de a tirar, lo intenta Sagan.  Los tontos de Belkin, claro a tirar. Enfilaron bastantes. Y la salida de uno de los verdes en una curva hizo que Cancellara y Vanmarcke cogieran unos metros, Degenkolb los cerró fácil pero el resto se estiró bastante, rompiéndose. Stybar entró delante, Boonen no.

La presencia de Terpstra secaba. Sagan seguía por delante en el Carrefour, a muerte, mientras Thomas casi enganchaba delante con un Giant a rueda que se pondría a tirar para Degenkolb, De Backer. No lo consiguieron y eso cambió las cosas. El arreón de Terpstra y Boonen sirvió para coger a Thomas, y entre estos tres y Wiggo cogieron a la cabeza.

El compañero de DEgenkolb se puso a marcar ritmo, y tras Hem, cogió Terpstra y pluf, es el bueno. La gente iba muerta. Nadie le salió al instante, aunque había progresado desde la cola del grupo. El gregario de Degenkolb no daba para más, iban todos fritos. Solo Thomas se puso a tirar para Wiggo. Y Terpstra entró solo.

Otra victoria en la historia de Lefevere.

¿La próxima?

Veremos. Tras la de Terpstra, en 2015, Degenkolb se comió a todos con patata y Stybar hizo segundo (y Lampaert 7º) en lo que fue la primera Roubaix en mucho tiempo sin Boonen ni Cancellara, de hecho desde que Tom debutara en 2002 y Fabian en 2003. Este 2016 la carrera se rompió de lejísimos, y Lefevere tuvo los arrestos de jugársela con Boonen, mandando a Tony Martin (en su primera Roubaix) a una crono de más de una hora para evitar que engancharan desde atrás muchos favoritos. Boonen acabó en un grupo con Hagen, Vanmarcke, Stannard y Hayman, y solo éste pudo batirle en el velódromo.

Terpstra, 2º en Ronde, Gante y Omloop 2015, solo ha vuelto a ganar en nacional, Le Samyn, y Van Het Hageland, menores, y nunca ha ganado una carrera con un final llano sin llegar solo (en realidad sí, una etapa en Qatar, otra en Dauphine y poco más en fugas de parejas o cuartetos pero con gente como Sijmens o Schar), acompañado. Es su cruz, como Vanmarcke, tiene que llegar solo para ganar.

Stybar, por su parte, fue 6º tras “caerse” en Roubaix 2013, 5º cubriendo a Terpstra en 2014 y 2º el año pasado, tras enganchar a 10 de meta el corte de Lampaert que acababa de enganchar Degenkolb.  Tras el 6º de Roubaix 2013, al año siguiente fue 7º en Sanremo trabajando para Cav, y 5º en Roubaix, para a final de año ganar la Binche lanzado por un compañero a muerte a 1 km de meta, aguantando la ventaja pese a el arreón de Degenkolb, Debusschere o Van Avermaet en la subida de adoquines. Ganó la Strade Bianche 2015 dejando sentado en el muro a Valverde, y en el final a Van Avermaet, y a los días fue 2º en E3. Este 2016, fue segundo en Strade, 8º en De Ronde, y 2º en la Binche, vecido por Demare.

Su mejor punto, el kilómetro letal sobre adoquines. Con 2 km a muerte, soltó a todos de rueda en la 4ª de Dunkerque 2012. Con 500 metros, ganó la tercera de Polonia 2012. Como Binche, estas dos llegan en adoquín. Soltó a Stannard en el Muur, final de etapa en Eneco 2013, donde ganó etapa a Richeze aquel año y Boom o Vanmarcke al siguiente. En la Vuelta, le remató una etapa a GIlbert en Mairena, tras cortar ambos a 2 o 3 de meta tras el Caracol y ganarle al sprint, y en subida, ganó la etapa del TOur 2015 y atacó para ganar otra en Tirreno este año.

Otra opción sería Lampaert. Menos bestia que los anteriores en el llano (tiene solo 25 años), fue 7º en la Roubaix de Degenkolb. Pasó la selección, atacó, se puso a secar cuando le llegó Degenkolb y a tirar cuando llegó Stybar, y así, acaba 7º. Fue 2º en la Roubaix Espoirs de Jungels, ha trabajado siempre como el que más, y aunque este año se las perdiera por una lesión, volverá este 2017 a por ellas. Su punto óptimo es que es rápido.

Boonen es la opción 2017. Correrá con 36 para 37, con la misma edad que Museeuw ganó su última Roubaix. Muy clara tiene que darse la situación, con Terpstra o Stybar solos y por delante, para que las órdenes sean que Boonen no ataque, o no se tire para él. Al menos, corren con la menor presión de haber ganado de Ronde.

El equipo es un problema. Tony Martin, van Keirsbulck, Stijn Vandenbergh y super Nikolas Maes no están ya. Y de ellos, mínimo tres hubieran entrado en la ‘convocatoria’ Roubaix. Entre los fichajes, Gilbert solo ha corrido una Roubaix en su vida, Devenyns ninguna, y Declercq solo ha acabado una de las tres que ha corrido. Bauer las cinco, pero el 50º -100º. El cuarteto Stybar, Terpstra, Lampaert, Boonen, sin este a partir de este año, está claro. Pero falta esa superioridad de que los otros 4 estén también delante en los últimos 50 km. En principio, debieran ser Keisse, Sabatini o Trentin, que ha estado en las tres últimas, y no lo ha hecho nada mal, y veremos si llevan a Vermote, Bauer, Devenyns o qué.

¿Cuánto de Lefevere hay en ellas?

Lefevere nunca tira. De hecho, el Lefevere corredor, hoy día, no iría ‘convocado’ a la Roubaix en este equipo. Lefevere ya ni siquiera se monta en el coche. Eso se lo deja a Tom Steels, Peeters, Bramati y compañía. Lefevere permanece en el velódromo, en una zona para autoridades y managers, cerca de Guercilena normalmente.

Allí, disponen de medios para seguir la carrera y contactar con sus directores. Y al no estar en la caravana, con un tercer coche puede acercarse a observar in situ partes de la carrera.

Lo que Peeters, Steels y Lefevere dirían a corto plazo a un corredor por el pinganillo sería lo mismo en la mayoría de casos. El trabajo de Lefevere es más que nunca directivo.

Sponsors, fichajes, no es fácil, lo hace bien. Tanto, que tengo clarísimo que en las recientes clásicas, el objetivo no era solo ganar, si no que lo hiciera un belga, en la búsqueda de ese nuevo patrocinador que releve a QuickStep, que parte a finales de año. Lo hace bien.

Tanto, que en los años 2000, 2004, 2006 y 2013, recibió el premio a mejor director, Velo Cristal au meilleur Director, de Het Laatste Nieuws.