Press "Enter" to skip to content

Me voy. A Pamplona. Au revoir Sevilla.

Me voy a vivir a Pamplona. Como sabéis, y si no ya lo hacéis desde ahora, estudié Derecho y ADE, pero al terminar, me di cuenta de que mi vida no podía basarse en estar encerrado horas y horas en una oficina. Tampoco quería ejercer la abogacía, y mucho menos cuando en la actualidad te obligan a realizar un máster y unas pruebas de acceso para litigar, cuando aún ejerce gente que no tuvo que realizarlas. Aunque ya estamos curados de espanto con la diferencia en carreteras entre los que aprobaron el carnet hace 30 años y los que lo aprueban, a duras penas hoy día. Mi vida es el ciclismo. Respiro ciclismo por la nariz, oídos, boca, y hasta por las uñas.

Ahora me ha surgido una oportunidad profesional en Pamplona, en el mundo del ciclismo, rodeado de personas, y conociendo sitios nuevos. Saliendo de mi zona de confort y haciendo algo productivo. Era hora. Y allá que voy a Pamplona.

A dos días de partir, la preguntas se arremolinan en mi cabeza. ¿Disfrutaré allí más del ciclismo? Seguro que sí, por terreno, gente y pruebas. ¿Me irá bien en la empresa? Seguro que sí, ambiente joven y deportivo, rodeado de lo que me gusta, trabajar disfrutando. ¿Y el tiempo? Pues para que cada vez que hables con el dueño de un piso de lo que te hable sea de si las ventanas son dobles o no, sellada o no, y de si la orientación es Norte o Sur, pues imagino ya el frío que tiene que hacer. Hoy fui a por otro par de vaqueros, la prenda más útil de la historia de la vestimenta. Me entretuve mirando unas cazadoras del Bayern de Munich que eran alucinantes, las típicas 3/4 que llevaría un entrenador o un jugador vestido de casual. Y acabé comprando una sudadera impermeable Adidas bastante posturera pero bueno, fueron solo unos euros, fue en un Outlet. ¿Encontraré piso? Es lo que más me está costando. En Sevilla, buscando y buscando encuentras cosas entre 350 y 450 euros para uno solo y bien situadas. Sin coñas. Pero me está costando la vida en Pamplona. Poca oferta, mucha demanda, y todo por encima de 500 €, (en realidad de 650) en malas condiciones, y sin incluir Wi-Fi, luz ni agua. Con un mes de agencia y dos de fianza. Y unas fotos, que a menos que sea >750€, asustan. Pero el vértigo es menor cuando más cerca del suelo estás, y seguro que una vez allí, hay cosas más interesantes.

Allá que voy. Dispuesto a conocer Navarra, lo que incluye y lo que la rodea. Dispuesto a conocer cada puerto cercano (y no tanto) a Pamplona. Dispuesto a conocer gente, lugares, experiencias, y aventuras, sobre todo aventuras, nuevas. Os mantendré informados.